Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS ABIERTA TRAS regalar chaler una cabeza de cordero a la líder de tots som vinaròs

PSPV y Compromís culpan a Fibla de romper el gobierno en Vinaròs

El secretario de los socialistas acusa a la edila de TSV de «dinamitar» el acuerdo

El secretario de los socialistas vinarocenses, Edu Barberá, compareció ayer para responder a las acusaciones de Fibla. FLORES

El secretario local del PSPV de Vinaròs, Edu Barberá, compareció ayer en la sede socialista para desmentir las «sorprendentes declaraciones llenas de mentiras» de la líder de TSV, Anna Fibla, a quien responsabilizó de romper el pacto de gobierno haciendo público lo que considera que tenía que haberse resuelto de forma interna. «Desde el momento en que convocó la rueda de prensa el 23 de diciembre ya se saltó todos los mecanismos de control que tenía el pacto», señaló Barberà.

Unas afirmaciones en las que también coincide Paula Cerdà, portavoz de Compromís --formación que también forma parte del ejecutivo liderado por el socialista Guillem Alsina--, al asegurar que, pese a que el regalo del amigo invisible que el ya exconcejal de Urbanismo José Chaler realizó a Fibla (una cabeza y vísceras de cordero) «fue muy desafortunado», fue la líder de TSV «quien rompió los protocolos internos».

El secretario socialista explicó cómo fueron las negociaciones entre las ejecutivas. «El 27 de diciembre, tras la rueda de prensa de Fibla y del triste regalo del amigo invisible que hizo Chaler, personalmente abrí un canal de comunicación con Totes i tots som Vinaròs, concretamente con Hugo Romero, para intentar solventar este problema, tanto por una parte, por el desafortunado regalo, como por parte de Fibla, que se saltó todos los mecanismos de control del pacto de forma unilateral al hacerlo público», relató. 

A partir de ese momento, se sucedieron una serie de encuentros en los que se plantearon varias opciones, aunque la que más peso tenía «era la rectificación de Fibla y la dimisión de Chaler». 

La historia se complica

Con todo, y tras las diferentes citas que se sucedieron, el asunto se complicó cuando las ejecutivas de país del PSPV y de Podem entraron en el escenario para buscar una solución capaz de salvar el ya debilitado pacto de gobierno.

Asimismo, el secretario de los socialistas vinarocenses negó que se amenazara a Fibla y que, «en todo momento, tanto en las conversaciones con el alcalde y los concejales como entre ejecutivas la cordialidad ha sido la base».

Por su parte, Cerdà (Compromís) incidió en que el regalo del amigo invisible se produjo «en un acto privado e informal entre compañeros del equipo de gobierno y tras el pleno nos los dimos en la sala de ordenadores». Aun así, y reconociendo que Chaler «estuvo fuera de lugar», recalcó que fue Fibla quien rompió el pacto «al hacer públicos los hechos». 

Compartir el artículo

stats