Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ARRANQUE DE LA CITA CON GRAN AFLUENCIA DE PÚBLICO

El hierro navarro de Arriazu inicia la Pascua Taurina de Onda

Las reses mostraron su potencial ante los ‘rodaors’ en la plaza

Los toros exhibidos ayer en el arranque de la Pascua Taurina de Onda dieron buen juego a los atrevidos ‘rodaors’. JORDI JUÁREZ

Una gran tarde de la ganadería Arriazu, de Ablitas (Navarra), y con una gran afluencia de público, inició ayer la semana de la Pascua Taurina de Onda. Los oh! de sorpresa, admiración o miedo sonaron en las espectaculares salidas de toriles, en los remates a hierros y tablas, en los saltos al callejón o por la manera de sobrevolar los obstáculos del recinto.

Todas las reses exhibidas regresaron a corrales aplaudidas u ovacionadas. De los capones destacaron Granicero y Laborioso por su movilidad, agilidad y peligro. Entre las hembras de casta navarra mención especial a Cierva, por sus importantes remates en hierros. Y respecto a los machos enteros los dos tuvieron su importancia. Comendador, con su sexto sentido brindó los momentos de mayor astucia; y Lastimoso puso la rúbrica a la tarde cuando los aficionados abandonaban el recinto multiusos debido al caso omiso a los bueyes. El colorado enfiló la carrera de Julio Pérez con subida y bajada de tablado y remate sin frenos sobre un cadafal, desplazándolo más de medio metro. Ovación.

Pero, antes del deleite de casta navarra abrió tarde Toropasión con dos toros de Fermín Bohórquez y Fernando Pereira Palha. El primero, Selectivo, se agotó pronto y poco pudo demostrar. El segundo, Tomateiro I, realizó una salida abanta para poco a poco acudir bravo a las rodadas y quiebro. 

Compartir el artículo

stats