El ‘bou embolat’ no se ha cerrado como se esperaba en las Fiestas de Santa Quitéria de Almassora. La pasada noche del sábado, según algunos de los presentes que se dirigieron a Mediterráneo, adjuntando imágenes del acto, afirman que "el animal no estaba para salir desde que lo embolaron”. Como prueba, estos testigos presentan un vídeo en el que está el toro tendido en el suelo. “Estuvo agonizando desde que salió”, lamentan.

Puestos en contacto con el Ayuntamiento de Almassora, la versión del consistorio sobre los hechos es la siguiente: “La veterinaria que vigila el correcto funcionamiento del festejo, durante la exhibición del segundo de la noche, aconsejó guardarlo en el cajón. Precisamente se hizo por el bienestar del animal, según el reglamento vigente”. De hecho confirman las mismas fuentes que no ha llegado ninguna denuncia por los hechos que impactaron a los testigos que se pusieron en contacto con este periódico.

Imagen del polémico 'bou embolat' de este sábado en Almassora.

Por su parte, algunos taurinos consultados afirman que no vieron “nada raro” durante la noche del ‘bou embolat’ y achacan el posible sufrimiento del animal al papel de las instituciones: “Antes los toros se podían matar en la calle, como en la plaza, y no padecía nada. Ahora hay que devolverlo al cajón porque alguien en su despacho lo ha decidido así, pero no ve que el toro en el cajón puede estar uno o dos días sin agua ni comida hasta que lo llevan al matadero y ahí sí que se lo pasa mal”. 

"Sin cámaras, por favor"

A pesar de que a Mediterráneo han llegado varias imágenes de los hechos aquí tratados, como se aprecia en el vídeo una de las preocupaciones de los asistentes era precisamente que no se captara el suceso en cuestión: “A varios les hicieron borrar sus fotos y vídeos y para poder grabar teníamos que hacerlo escondidos”.

Estas mismas fuentes relatan los hechos de la siguiente forma: “El toro estaba sufriendo desde que salió. Hizo una carrera y se quedó parado en la plaza casi media hora. Después se cayó al suelo y le ataron del cuerno para devolverlo a rastras al cajón, le estiraban y empujaban mientras se le veía sufrir”, relatan.

Recuerda que si quieres ponerte en contacto con ‘Mediterráneo’ para enviar una información, fotografía o vídeo relevante de la provincia de Castellón puedes hacerlo escribiendo un mensaje privado al perfil oficial del periódico en Facebook, Instagram y Twitter; pudiendo escribir también al correo electrónico rfabian@epmediterraneo.com, o si es más cómodo vía whatsapp, en el número de teléfono 680558577.