Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tras años de reivindicaciones

En marcha la restauración de la cúpula de la Asunción de la Vall d'Uixó

El primer paso de las obras consiste en la retirada de las tejas cerámicas originales

Las obras de restauración de la cúpula ya están en marcha. Mònica Mira

El gran andamio instalado en uno de los laterales de la iglesia parroquial de la Asunción de la Vall d’Uixó es la prueba fehaciente de que años de reivindicaciones y de preocupada espera por el estado de degradación de la cúpula han llegado a su fin. Las obras de restauración del elemento central de un edificio construido en el siglo XVIII y declarado bien de relevancia local (BRL) ya están en marcha.

El objetivo es acabar con las grietas identificadas en la bóveda y, en consecuencia, evitar las filtraciones que ya afectaban a los frescos del interior de la iglesia

Los detalles de la actuación ya los hizo públicos la parroquia hace unas semanas, en un acto en el que los asistentes pudieron conocer tanto los aspectos técnicos de la intervención, cómo van a financiarse los cerca de 270.000 euros que hacen falta para acometerla. Una importante aportación la realiza la Diputación de Castellón, con 100.000 euros. El resto, los deberá asumir la parroquia y el obispado, aunque todavía no se ha precisado en qué porcentaje.

Otra foto del inicio de las obras en la cúpula de la Asunción. Mònica Mira

Quitar las tejas

El primer paso de las obras consiste en la retirada en su totalidad de las características tejas cerámicas azules que revisten la cúpula. A continuación, según el proyecto técnico escogido por la parroquia a través de un proceso de selección entre varias ofertas, aplicarán «un tratamiento superficial de protección hidrófuga y se saneará la base del tablero cerámico en las partes en las que se encuentre en mal estado», para acabar aplicando una capa de regularización de mortero de cal armada con malla de fibra de vidrio, paso previo a la recolocación de las tejas originales.

Como complemento a esta parte de las obras, está previsto restaurar la cornisa de ladrillo macizo, reparar la linterna y actuar en el remate metálico. A su vez, intervendrán en la «resolución de los encuentros de las cubiertas laterales con los parámetros verticales y se saneará los del tambor». 

El proyecto contempla «realizar un estudio del estado y extensión de posibles pinturas» para analizar si procede su recuperación, explican los mismos técnicos que detallan que en el tambor hay ocho ventanas en las que se decidirá qué actuación es la más conveniente «durante la ejecución», dado que se barajan hasta tres soluciones distintas.

La intención de la parroquia es que el conjunto de los trabajos de restauración estén finalizados antes del 2023. Un plazo impensable hasta hace poco, pues llevaban años advirtiendo su deterioro. 

La parroquia llama a los vecinos a hacer donaciones

La Diputación de Castellón aporta 100.000 euros a este proyecto, pero quedarán cerca de 170.000 euros más por sufragar. El párroco de la Asunción, Marc Estela, ya explicó hace unas semanas que esa parte le corresponde a la parroquia, aunque el obispado se ha comprometido a aportar una parte que está todavía por definir.

La contribución ciudadana o de empresas, a través de donaciones, será crucial para facilitar esta importante inversión que persigue garantizar la conservación de un elemento esencial de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Compartir el artículo

stats