Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONEXIÓN DE LOS POLÍGONOS BELCAIRE Y MEZQUITA

La Vall adjudica el puente industrial por 1,2 millones de euros

Al proceso de licitación se presentaron cuatro empresas y la escogida ha sido Becsa, con una oferta a la baja de casi 170.000 euros

El puente salvará la separación geográfica entre polígonos que supone el río Belcaire. MÒNICA MIRA

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó ya ha escogido a la empresa que va a ejecutar la construcción del puente industrial que unirá los polígonos Belcaire y Mezquita. Entre las cuatro ofertas que se presentaron al proceso de licitación, Becsa ha presentado la propuesta económica más ventajosa para el municipio, con una rebaja que ronda los 170.000 euros respecto al coste de licitación, como confirmó la alcaldesa, Tania Baños.

El presupuesto de partida era de 1,4 millones de euros y la mercantil castellonense se ha comprometido a realizar las obras por 1.258.737 euros, un 13,28% menos de lo que estaba previsto gastarse en una primera fase. Ayer por la mañana, Baños firmó el decreto de adjudicación, que ha sido notificado a la seleccionada. «Una vez reciban la comunicación, tienen cinco días para entregar toda la documentación que le requiera el departamento de Urbanismo», detalló Baños. A partir de ese momento se preparará el contrato.

Aunque no precisó la fecha exacta en la que se iniciarán los trabajos, con la licitación completada es cuestión de poco tiempo que se formalice el resto del procedimiento y se empiece a trabajar.

Una licitación fallida

Con este significativo avance, el definitivo para que la construcción pueda arrancar, el Ayuntamiento salva el preocupante inconveniente que frenó el proceso el pasado mes de junio, cuando en una primera convocatoria de la licitación se encontraron con la desagradable sorpresa de que ninguna empresa se había presentado para ejecutar una inversión de más de un millón de euros. Las razones que dieron las constructoras para justificar su falta de interés fue que el presupuesto planteado no contemplaba la subida de precios de las materias primas y no resultaba rentable.

La intención del Gobierno autonómico era mantener su compromiso: financiar al 100% el proyecto

decoration

La alcaldesa informó a la Generalitat de la inesperada incidencia. Baños aseguró desde el primer momento que la intención del Gobierno autonómico era mantener su compromiso: financiar al 100% el proyecto, pero ello suponía suspender la tramitación realizada para comenzar con una nueva que contemplara el incremento presupuestario. Tras analizar lo que eso supondría, el equipo de gobierno de la Vall acordó que esa no era la mejor solución para los intereses de la ciudad, pues supondría un considerable retraso.

Proyecto en dos fases

La otra posibilidad sobre la mesa era calcular el sobrecoste con una actualización de los precios y dividir la ejecución del proyecto en dos fases. La primera se pagaría con la aportación autonómica, 1,4 millones de euros. Y la segunda, como detalló Tania Baños en julio, se fiará a la concesión de la subvención del Ivace del 2023 para modernización de áreas industriales. Este año, el importe concedido ha rondado los 400.000 euros. Esta segunda posibilidad es por la que se han decantado.

Hace 15 días acababa el plazo de la presentación de ofertas en la segunda licitación. Hubo cuatro empresas candidatas. Tras estudiar las propuestas económicas de todas ellas, el Ayuntamiento se ha decidido, como ya se ha mencionado, por la defendida por Becsa. 

Así, con un retraso de unos dos meses respecto de los plazos iniciales, el consistorio está más cerca de hacer realidad el que Baños calificó como «proyecto estrella» de la legislatura, que empezará a construirse antes de que acabe. 

A LICITACIÓN LAS OBRAS DEL IVACE 2022

Esta misma semana se ha publicado en la Plataforma de Contratación del Estado el inicio de dos nuevas licitaciones relacionadas con mejoras en polígonos industriales de la Vall d’Uixó. En concreto, son las que van a financiarse con la subvención concedida por el Ivace para modernizar áreas empresariales. Un total de 400.000 euros que el Ayuntamiento ha acordado distribuir entre Belcaire y Vernitxa.

El concejal de Desarrollo Económico, Jorge García, detalló que, básicamente, ese dinero va a dedicarse a habilitar las conexiones de fibra óptica --una de las principales y más recurrentes reivindicaciones de los empresarios instalados en los polígonos de la Vall--, la mejora de las canalizaciones de aguas residuales y pluviales --evitando así acumulaciones de agua e inundaciones cuando se producen lluvias fuertes-- ajardinamiento e instalación de cámaras de vigilancia.

García remarcó que ambos procedimientos administrativos se resolverán en el mes de septiembre, porque las obras planificadas deben estar acabadas antes de que finalice el año.

El edil insistió ayer en que estas obras, consensuadas con los empresarios, son una demostración más «de la continua apuesta por la mejora de nuestras infraestructuras industriales». 


Compartir el artículo

stats