Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRESUPUESTOS DE LA GENERALITAT

El Consell baraja apurar hasta el domingo las cuentas del 2022

El gasto es el caballo de batalla, ya que las propuestas superan a los ingresos

Vicent Soler y Mónica Oltra, en el hemiciclo del parlamento autonómico.

El Consell estudia apurar hasta el próximo domingo, 31 de octubre, la aprobación de los presupuestos de la Generalitat de 2022. Es la fecha tope para que las cuentas pasen por el pleno del Gobierno dentro del plazo que marca la ley de Hacienda y a la que el Botànic podría verse abocado ante las dificultades para que lo socios lleguen a un acuerdo. Tal como informó ayer este diario, la comisión política que a propuesta de la vicepresidenta Mónica Oltra negocia, por primera vez en la historia, el reparto de los fondos ha entrado en horas críticas. El escenario de que haya acuerdo antes del viernes pero no tiempo material para que el personal de la Conselleria de Hacienda lo traduzca en un documento es cada vez más posible y la idea de convocar un pleno extraordinario el domingo está ya encima de la mesa.

En teoría, la comisión política debía evitar acuerdos in extremis y noches en vela, pero todo apunta a que el formato no libra a nadie del infarto. La negociación entre los socios avanzó ayer, pero el proyecto de ley, a 48 horas del pleno del Consell del viernes, no está cerrado. El gasto, según las fuentes consultadas, es el caballo de batalla de la negociación ya que las propuestas de los diferentes departamentos exceden el nivel de ingresos previstos en un presupuesto que, a diferencia del año anterior, tendrá menos recursos y sólo se ve reforzado por fondos europeos. Los proyectos europeos han sido analizados para evitar duplicar partidas, pero el asunto de fondo es cómo cuadrar gastos e ingresos. Como todos los años, Compromís aprieta para aumentar los ingresos, pero Hacienda quiere cuentas creíbles y que no disparen el déficit. Ante una previsión de recuperación económica, la vía que se está estudia es incrementar la previsión por la recaudación de algunos impuestos.

Clima

Diversas fuentes insistían ayer en el buen clima en la negociación y en la idea de cumplir con los plazos. Nadie, sin embargo, se atreve a dar por cerrado el acuerdo que Hacienda quiere cerrar en plazo, aunque ello suponga una reunión extraordinaria el domingo. La nueva fórmula explorada para elaborar las cuentas de la Generalitat, una comisión política en la que toman parte las tres formaciones que sustentan al gobierno de la Generalitat, PSPV, Compromís y Unides Podem, en vez de las reuniones bilaterales entre los dirigentes autonómicos y la Conselleria de Hacienda. Al acuerdo definitivo por parte de todas las conselleries se debe unir el trabajo técnico para que las partidas estén debidamente hechas. 

Compartir el artículo

stats