Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reflexión pero pocos cambios en la comisión de los 'bous al carrer'

La Generalitat quiere «escuchar propuestas» y pedir la colaboración de comisiones taurinas y consistorios para garantizar la seguridad de los festejos, pero considera que el riesgo en este tipo de actividades es «inevitable»

Festejo de «bous» en un recinto taurino celebrado este verano en una localidad del Camp de Morvedre. DANIEL TORTAJADA

Este próximo lunes se reúne la Comisión Consultiva de Festejos Taurinos Tradicionales de la Comunitat Valenciana, un órgano cuya principal finalidad es informar y asesorar a la Generalitat en asuntos relacionados con los «bous al carrer» y proponer medidas para su fomento y protección. Se trata de una convocatoria extraordinaria empujada por las incidencias que se están registrando este verano en torno a los encierros, con siete personas fallecidas -la cifra más alta de los últimos años junto a la de 2015-, varios heridos de gravedad, toros muertos por altas temperaturas o presencia de menores en los recintos o incluso «embolando» a los astados.

El objetivo de esta comisión, según resume el secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, es «escuchar todas las propuestas para garantizar la seguridad» en los «bous» y «pedir la colaboración» de peñistas y ayuntamientos «para hacer una fiesta más segura». Ángel insiste de todas formas en que el actual reglamento es el más completo y seguro de España para este tipo de festejos y que el riesgo para los participantes, pese a todas las medidas que se puedan tomar, es inevitable.

Además de representantes de la Generalitat, a la comisión están llamados miembros de los colegios valencianos de Médicos, Enfermería, Veterinarios, Arquitectos y Aparejadores y representantes de los ganaderos y de las asociaciones taurinas. La Federación de Bous al Carrer propondrá reducir el número de incidentes más formación para los voluntarios encargados de velar por el cumplimiento de la normativa en los recintos y la presencia obligatoria de la Policía Local para garantizar la seguridad y el orden.

La Comisión Consultiva también cuenta como vocales con tres representantes de los municipios valencianos, uno de los cuales será el alcalde de Vila-real , José Benlloch (PSPV), quien, pese a reconocer que conviene «reflexionar» y «estrechar los protocolos de seguridad, especialmente en lo que respecta a la presencia de menores », asegura que existe cierta «sobreexageración» ante los incidentes registrados este verano.

Benlloch subrayó que hay una «parte importante» de «responsabilidad personal» a la hora de asumir el riesgo que implica participar en este tipo de actividades, y recordó que también se producen víctimas mortales en otras actividades más o menos lúdicas donde se registran «más» accidentes mortales como bañarse en el mar.

Sobre la presencia de Policía en los recintos, tal como pide la Federación de Bous al Carrer, Benlloch recordó que esa medida se puede llevar a cabo en localidades que disponga de este servicio o que incluso, como en el caso de Vila-real, cuenten con agentes especializados. «Pero hay muchos pueblos de menos de mil habitantes que no tienen Policía -advirtió-. Y no podemos poner toda la responsabilidad en la administración ni poner a un policía detrás de cada participante».

Compartir el artículo

stats