50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TENIS

Roberto Bautista, a las puertas del 10º título de su carrera

El castellonense disputará la final ante el mismo rival y en el mismo escenario ante el que cayó en 2021: el georgiano Nikoloz Basilashvili

Roberto Bautista, de nuevo finalista en Doha.

Roberto Bautista busca el 10. El décimo título de su carrera. El de Benlloc accede a la final del torneo ATP 250 de Doha, el Qatar ExxonMobil, al imponerse al ruso Karen Khachanov en una dura batalla.

El castellonense, de 33 años y 16º del mundo (subirá un puesto), batió al moscovita por 2-6, 6-3 y 7-5, en dos horas y 24 minutos. Así, reedita la final del año pasado en este mismo torneo sobre pista dura al aire libre, frente al georgiano Nikoloz Basilashvili, que se impuso entonces por 7-6(5) y 6-2.

Bautista, segundo cabeza de serie, cedió la primera manga tras perder su saque en dos ocasiones, pero igualó la contienda en la segunda con break en el sexto juego. En el set decisivo, muy igualado, el castellonense rompió el saque del ruso en el 11º juego (5-5 hasta ese instante) y mantuvo el suyo en el siguiente para ganar al duelo y meterse en la 19ª final de su carrera, en busca de su 10º título y el primero desde el de Doha de enero del 2019. Desde que ganó en Qatar hace ya algo más de dos años, Bautista jugó y perdió dos finales, ambas el año pasado: en Marsella y, precisamente, en Doha y ante el georgiano.

El rival

Nikoloz Basilashvili, tercer cabeza de serie y 22º del mundo, batió al francés Arthur Rinderknech (61º del ránking) por 6-4 y 6-2 en una hora y 12 minutos, por lo que se ganó defender el título. El jugador de Tiflis busca levantar su sexto trofeo y el primero del 2022.

Pese a la derrota del 2021, en el mismo escenario y frente al mismo adversario, Bautista domina el cara a cara particular por 3-2. El español venció tanto en los dieciseisavos de Wimbledon 2015, como en la primera ronda del Masters 1.000 de Montecarlo en 2017, así como en los dieciseisavos de Hamburgo en 2020. La otra derrota fue en los octavos de Dubái, en 2019.

Un partido muy diferente

Fue un triunfo de casta del castellonense, nada que ver con los dos primeros en Doha, ya que apenas había cedido un juego frente al escocés Andy Murray en octavos el miércoles y dos frente al también español Alejandro Davidovich el jueves, en cuartos. Rober empezó con dudas y perdió pronto el servicio, pero se recuperó en el segundo parcial y mantuvo los nervios de acero en el definitivo para asegurar la victoria, después de que su oponente salvara dos bolas de partido.

Rober, que llegó a ser el noveno del mundo en noviembre del 2019, se impuso en dos torneos en 2014 (Stuttgart y s-Hertogenbosch, 2016 (Sofía y Auckland), 2017 (Winston-Salem y Chennai) y 2018 (Dubái y Auckland), cerrando, por ahora, su variada cosecha con el de Doha del 2019.

El ATP 500 de Dubái y la eliminatoria de la Copa Davis frente a Rumanía en Marbella serán las próximas citas de Bautista.

Compartir el artículo

stats