Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria

El "gigante" chino Citic vuelve a fijar sus ojos en Galicia para una "megafábrica" de llantas

La firma, que compró Censa en 2011, busca terrenos para proveer a Stellantis y otras marcas con su filial Dicastal | No descarta Valladolid o Portugal y prevé iniciar producción en 2024

Interior de una de las factorías en las que Citic Dicastal fabrica llantas de aluminio. CITIC

El gigante chino Citic Group ha vuelto a fijar sus ojos en Galicia, pero esta vez para un megaproyecto centrado en el sector de la automoción. Una de las filiales de la compañía, Dicastal, está en plena búsqueda de terrenos en la comunidad de cara a levantar una factoría para la fabricación de llantas de aluminio, desde la que prevé proveer a las factorías del grupo Stellantis y a otras de las que se encuentran en España –como Renault o Mercedes– y Portugal. Tras haber desembarcado en Marruecos hace cuatro años, Citic aspira ahora a contar con una planta de Dicastal en el sur europeo. El conglomerado conoce bien Vigo y su área tras la compra en 2011 de Gándara Censa a cambio de unos 50 millones, por lo que la comunidad está entre las opciones principales, siendo la Plisan el polígono que partiría con ventaja por su espacio disponible. Sin embargo, según pudo saber este medio el grupo chino está analizando también áreas del norte de Portugal e incluso de Castilla y León, con Valladolid a la cabeza. La decisión se tomará entre finales de este año y comienzos del próximo, con la idea de iniciar la producción ya en 2024.

El avance de la automoción, en plena revolución por el coche eléctrico, está llevando a las firmas a invertir en sus fábricas, con la consiguiente llegada de nuevos modelos. Stellantis, sin ir muy lejos, abrió en 2019 una factoría en Kénitra, Marruecos, y solo tres años después ha anunciado una fuerte inversión de 300 millones de euros para doblar su capacidad de producción.

Citic Dicastal, líder mundial en llantas de aluminio y producción de piezas para automóviles, se encuentra también en plena expansión de su negocio. De hecho, en 2018 anunció una inversión de 350 millones de euros para desembarca precisamente en Marruecos, en la misma localidad en la que se encuentra Stellantis. Y, al igual que ésta, anunció una nueva inversión en el área para otra factoría. Lo hizo el pasado febrero, para una instalación de cerca de 200 millones de euros.

Una inversión similar a estas es la que ahora aspira a llevar a cabo en Galicia. Según pudo saber este periódico en fuentes del sector, la megafactoría que proyecta Dicastal necesitará 100.000 metros cuadrados de suelo y superará los 60.000 de superficie construida. Además, prevé generar más de 500 puestos de trabajo, de los que el grueso correspondería al personal que trabajaría en las líneas de fabricación, siendo el resto ingenieros y personal de oficina. Para poner en contexto, la inaugurada en Kénitra en 2019 preveía crear hasta 1.200 empleos y producir seis millones de llantas de aluminio al año, si bien la superficie de aquella era de 30.000 metros cuadrados.

Superará los 60.000 metros cuadrados y generará más de 500 puestos de trabajo

decoration

Una instalación así tendría cabida en el polígono de la Plisan, en la que por el momento solo hay una planta construida, la conservera de Hijos de Carlos Albo, propiedad también de una firma china, en este caso Shanghai Kaichuang Marine International. Sin embargo, Galicia tiene duros rivales por hacerse con la planta de Dicastal, ya que el grupo está valorando también otros emplazamientos. En concreto, la compañía analiza a través de una consultoría externa la disponibilidad y ventajas de los polígonos del norte de Portugal, país que ya captó recientemente la primera planta en Europa de la también china CALB, especializada en la fabricación de baterías para el sector de la automoción. Además de estar cerca de Stellantis Vigo, en el país también hay grandes clientes, como son la fábrica del grupo en Mangualde o la de Volkswagen, en Lisboa.

La otra opción que estaría barajando Citic sería la de Valladolid, otro de los polos de automoción de la península que recientemente ha ido anunciando inversiones importantes relacionadas con la industria. La última la de la empresa eslovaca especializada en la producción de baterías para vehículos eléctricos, InoBat, aunque también una fábrica de autobuses cero emisiones de la firma Switch Mobility.

Pero no solo el terreno importa a la firma asiática. Citic está teniendo en cuenta también la disponibilidad de energía y agua, ya que su factoría será una gran consumidora, así como el coste laboral del lugar en el que se implante. Ahí, como es habitual, el norte luso partirá con ventaja. El salario medio de los municipios fronterizos de Valença, Caminha, Melgaço, Monçao y Vila Nova de Cerveira es de 860,5 euros, de acuerdo a los datos de la Agencia para la Inversión y Comercio Exterior de Portugal (Aicep).

Si finalmente Galicia impone sus criterios, supondrá la segunda implantación de una nueva empresa de automoción en el área (tras la francesa Dangel, en el puerto de Vigo), aunque habría que remontarse a 2012 para algo parecido, con la llegada a Porto do Molle (Nigrán) de la multinacional francesa Snop. Además, supondrá también el desembarco de la segunda gran compañía china relacionada con el sector y, más en concreto, con las ruedas de los vehículos. Sentury Tire implantará una fábrica de neumáticos en As Pontes (A Coruña), con una inversión de 531 millones de euros para una producción anual de 12 millones de neumáticos de alto rendimiento y la creación de 750 empleos directos.

Compartir el artículo

stats