+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el exdirigente popular pasa de testigo a investigado

Barelles deriva la responsabilidad del ‘caso Subdelegación’ al tesorero

Declara ante el juez el 2 de mayo, justo un año después de hacerlo en comisaría. El exdirigente del PP alega que tenía «absoluta confianza» en el funcionario

 

Imagen de David Barelles el día en que tomó posesión de su cargo como subdelegado del Gobierno. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
15/03/2019

El dos de mayo del 2018 David Barelles, exsubdelegado del Gobierno en Castellón, acudía a la comisaría de la Policía Nacional para prestar declaración como testigo por la trama de pitufeo de la institución que encabezaba. Negó haber tenido conocimiento alguno de las actividades delictivas detectadas hasta que la entonces secretaria general le informó de irregularidades en los repostajes de un coche oficial inactivo y desvió la responsabilidad al habilitado de gastos --V.G.M., quien ahora se encuentra suspendido de empleo y sueldo-- de lo ocurrido.

El próximo dos de mayo, coincidiendo la fecha, volverá a declarar en el Juzgado de Instrucción número 1 de Castellón, pero lo hará en calidad de investigado por presuntos delitos de malversación y falsedad documental.

Barelles dijo en su declaración policial que el tesorero apartado de sus funciones era de «absoluta confianza», puesto que «llevaba muchos años en la Subdelegación» e incidió en que nunca antes «había tenido ninguna queja de su trabajo». El exsubdelegado aseguró a los agentes que «creía fírmemente en los documentos que firmaba». Preguntado por los cheques que autorizó para retirar dinero en efectivo, se escudó en que V.G.M. le había dicho que era la forma de hacer frente a diferentes gastos que se abonaban en efectivo, tales como las dietas de manutención del personal o reparaciones menores.

«Al ser pequeñas cuantías y venir haciéndose desde mucho antes de que yo tomara posesión, sumado a que entendía que esos gastos estaban justificados, no dudé de los documentos», declaró. El popular aseveró que al poco de hacerse cargo de la Subdelegación, tuvo una reunión con V.G.M. en la que le hizo saber que los gastos debían «contenerse», especialmente en «dietas y protocolo». «Como se redujeron de forma notable, confiaba plenamente en la gestión del habilitado», sostuvo Barelles, quien explicó que «nada podía hacerme sospechar que ponía mi firma en documento alguno que no estuviera previamente fiscalizado», que no fuera «auténtico», «ajustado a la legalidad» y «veraz».

Respecto a las trasferencias bancarias a V.G.M. que él firmó, dijo no ser consciente y aseguró que creía que eran cheques.

Aunque el exdirigente del PP fue citado a declarar como tetsigo ante la Policía Nacional en 2018, pasó este martes a estar investigado (antes imputado). El magistrado así lo decidió tras comenzar a tomar declaración a proveedores de la institución y testigos.