+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

X JORNADA EMPRESARIAL DE 'MEDITERRÁNEO'

Debate sobre sostenibilidad e innovación en PortCastelló

El president Ximo Puig apuesta por un crecimiento 'verde'

 

Debate sobre sostenibilidad e innovación en PortCastelló - PRADES / UTIEL

A. TEZANOS / X. PRERA
02/12/2019

La sala Opal del Grau de Castelló ha sido el escenario esta mañana de la X Jornada Empresarial organizada por Mediterráneo y PortCastelló, con la colaboración de Bankia, en la que se ha tratado la importancia de la innovación y la sostenibilidad para afrontar los retos que a nivel económico se impondrán en los próximos años a las empresas y las instituciones. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha sido uno de los encargados de intervenir en el evento, poniendo el acento sobre la importancia de compatibilizar crecimiento con respecto al medio ambiente.

El presidente de PortCastelló, Francisco Toledo, ha destacado que Castellón tiene una capacidad innovadora que está «por encima de la media española", con el sector cerámico, entidades como la UJI y Xarxatec y empresas como Simetria a la cabeza. Asimismo, reclamó a la Administración central una mayor inversión en la materia.

Pero si durante la mañana de este lunes ha habido una conferencia esperada y capaz de emocionar al público asistente, esta ha sido la del consultor en transformación y estrategia digital, Marc Vidal. Este experto, que también imparte clases en escuelas de negocio, ha animado a las empresas a trabajar para adelantarse a la quinta revolución industrial, que asegura que se producirá en la década del 2030. "La cuarta revolución industrial no fuimos capaces de predecirla y ahora nos encontramos con problemas para afrontarla", ha explicado.  

Con un discurso ágil y plagado de ejemplos (Kodak, por ejemplo, quebró por ser incapaz de adelantarse a la fotografía digital), Vidal animó a las empresas a "abrazar" la tecnología evitando el miedo que los cambios puedan provocar y a utilizarla "con creatividad e innovación". Esta, explicó, es la garantía de que los robots no serán una amenaza para el empleo, ya que las máquinas son incapaces de trabajar con "imaginación, intuición, emoción, sensibilidad, de soñar, de sentir placer o deseo de mejorar".

Temas relacionados