+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la apuesta del ayuntamiento de la capital por esta modalidad triunfa

El ‘lleno’ en los párkings de autocaravanas de Castelló las desvía a zonas vetadas de Benicàssim

El espacio del Aeroclub registra una ocupación récord en esta época del año

 

Autocaravanas en el párking del Aeroclub. - MANOLO NEBOT

A. TEZANOS
05/11/2019

El párking del Aeroclub de Castelló registra una ocupación récord de autocaravanas para un mes de noviembre. Las altas temperaturas sin duda habrán contribuido a que este colectivo se haya establecido en dicho espacio de forma masiva, de modo que en lugar de las habituales dos filas de vehículos, se hayan formado tres. Un lleno que, junto al que se registra de manera habitual en el aparcamiento del Planetario, hace que haya autocaravanistas que busquen otros espacios, como por ejemplo un solar cercano al límite entre el término municipal de la capital y Benicàssim, en el que no está autorizado dicho uso.
No se trata de la única zona en esta localidad en la que las autocaravanas se establecen con el objetivo de pasar una o varias jornadas de vacaciones. Un ejemplo es el de un solar cercano al Torreón, en el que ahora no pueden aparcar porque se va a construir una promoción de apartamentos.

Sin sanciones

Fuentes municipales explican que se opta por una política de no sancionar, de advertir a los autocaravanistas de que en estos espacios no está permitido establecerse, por lo que les instan a irse. Benicàssim, al menos por el momento, solo tiene una zona habilitada al efecto, cerca del colegio Santa Águeda y de la estación de tren.
La presencia cada vez mayor de este tipo de turista tiene en pie de guerra a la Asociación de Cámpings de Castellón, que ha planteado una batalla legal contra este tipo de estacionamiento. Como explica su presidente, José María López, los empresarios consideran que no se cumple con las normativas de seguridad e higiene y que significan una modalidad de competencia ilegal.

Sin cámpings

Frente a este argumento desde el Ayuntamiento de Castelló, defienden que en la ciudad no hay cámpings, por lo que no hay la opción de que los párkings les quiten clientes. Algo difícil de defender desde el consistorio benicense, en el que hay varios establecimientos de este tipo en funcionamiento.
La apuesta de la capital de la Plana por atraer este tipo de turismo se materializó la pasada semana en una nueva ordenanza para regular el estacionamiento de autocaravanas, aprobada en el pleno por unanimidad.
Paradójicamente, lo que hace es endurecer los requisitos para este tipo de visitante. Así, se prohíbe sacar toldos, mesas, sillas o cualquier tipo de mobiliario al exterior; y también hacer barbacoas, sacar tendederos de ropa, verter líquidos o basuras, lavar vehículos, ropa o enseres domésticos y circular por las zonas de estacionamiento a una velocidad superior a los 20 km/h.
Con estas nuevas condiciones, desde el equipo de gobierno pretenden acallar las protestas tanto de los grupos de la oposición como de algunos vecinos, que denunciaban que se acampaba de manera encubierta.