+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LOS DELITOS EN EL CAMPO SE HAN INCREMENTADO UN 30% EN UN AÑO, LOS ÚLTIMOS EN LA JANA Y MONCOFA

Los agricultores de Castellón usarán un ADN artificial contra los robos

El producto se pulveriza sobre la maquinaria o el cobre y genera un número único que la policía puede localizar. Marcarán sus propiedades para prevenir los delitos que generan 5 millones en pérdidas y así recuperar lo robado

 

CRISTINA GARCIA
19/10/2013

Los campos de Castellón tendrán un ADN sintético único para combatir la oleada de robos. Los agricultores y ganaderos están ya “hartos” de esta lacra, que ha supuesto pérdidas al sector en la provincia de 5 millones de euros, con un incremento del 30% en el último año. Vicent Goterris, delegado en Castellón de la Unió de Llauradors, explica que este “esta tecnología de autoprotección es un ADN de marcaje por pulverización para bienes susceptibles de ser robados, como tractores, motosierras o maquinaria en general, y cobre del regadío, por ejemplo, con un código único para cada usuario, que se introduce en una central para que la policía pueda rastrearlo”. Cumple dos funciones, explica: “Una disuasoria, porque un cartel que avisa de que ese campo está protegido, como con las alarmas; y una a posteriori, porque permite recuperar lo robado”.

“Los agricultores de Tarragona ya lo han probado, con éxito, y menos robos, y queremos generalizarlo en Castellón, a ver si contenemos esta espiral de robos. Toda alternativa es buena para defenderse”, explica Ramón Mampel, secretario general de la Unió.

Sin ir más lejos, esta misma semana se ha producido una oleada de robos en la Jana. Hasta diez almacenes han sido asaltados, que han conseguido un sustancioso botín: más de 30.000 euros en maquinaria, gasoil y herramientas, según confirmó a Mediterráneo el alcalde, Joaquín Llàdser. O en Moncofa, cifran las pérdidas 10.000 euros tras el robo de 200 contadores de riego. “Esto es un no parar, y hay que buscar soluciones alternativas”, señala Goterris.

DURA 20 AÑOS // Este producto, que se suma al incremento de las alarmas en los campos, se llama Selecta DNA, cuesta sobre los 500 euros, y dura 20 años, pudiendo marcar hasta 150 objetos. “En el caso del tractor robado en Morella hace dos años y localizado en Rumanía, este producto hubiera sido determinante para devolvérselo a su dueño, un ganadero de Els Ports que lo daba por perdido y lo reconoció en fotos”, señala Goterris. El ADN descifra el código de las micropartículas, y lo coteja con la base de usuarios, a través de un lector. “Cuando se coge a un ladrón con el material, enseguida se sabe a quién pertenece, y se le puede devolver”, explican fuentes de los Mossos d’Esquadra de Tarragona, que explican que “hay incluso perros adiestrados para reconocer el producto”, que es incoloro e inoloro, y deja marcada hasta la ropa del ladrón.

MOBILIARIO URBANO // En Valencia, el Ayuntamiento lo está probando para el mobiliario urbano tras reiterados robos. Y en Tarragona, se ha cotejado en varias granjas alejadas de los núcleos urbanos “con éxito”, explica. El producto ya se ha presentado a agricultores del Baix Maestrat, en una reunión en Benicarló, a la espera de otra cita en la Plana, en Castellón o Vila-real. “Hay interés por probarlo de medio centenar de agricultores y granjeros, sobre todo después de ver los resultados en los pueblos de la provincia vecina; y los ayuntamientos también lo ven con buenos ojos”, apostilla Goterris. H