+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

el ayuntamiento de castellón prevé cerrar el 2017 con remanente

Marco pide a Rajoy poder destinar superávit a servicio social y empleo

La alcaldesa insta al Gobierno a que no obligue asignar este dinero a pagar deuda. Reclama «más autonomía para los ayuntamientos que son solventes»

 

La alcaldesa de Castellón reclama más autonomía financiera al Gobierno. En la foto con el edil de Hacienda. - MEDITERRÁNEO

E. M. emoliner@epmediterraneo.com CASTELLÓN
02/12/2017

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, solicita al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que asuma la propuesta del Congreso de los Diputados y permita a los ayuntamientos solventes, como el de la capital de la Plana, que puedan destinar el superávit municipal del 2017 a «proyectos que mejoren la calidad de vida de la ciudadanía», como las inversiones en empleo, servicios sociales y vivienda. En estos momentos se desconoce si habrá superávit al cierre del ejercicio de este año, aunque se prevé que así sea. «El Ayuntamiento de Castellón debe tener autonomía financiera para gestionar su presupuesto con libertad y sin imposiciones ideológicas desde Madrid», afirma.

El Congreso aprobó el jueves una moción que insta al Gobierno central a reformar la Ley de Estabilidad Presupuestaria para que los ayuntamientos con las cuentas saneadas puedan reinvertir todo su superávit. Es una demanda impulsada de forma insistente desde la Federación de Municipios y Provincias. En Castellón se ha tratado en varias ocasiones de que el pleno traslade la petición al Gobierno, pero la oposición ha vetado la declaración institucional en junta de portavoces, impidiendo aprobarla.

LÍMITES DE MONTORO // «Con los límites impuestos por Montoro, el Ayuntamiento está atado de pies y manos para aprobar más inversiones. En Castellón hemos realizado una gestión económica eficaz y tenemos unas cuentas sostenibles. Por eso, no entendemos que se nos quiera castigar con una restricción que impedirá ejecutar inversiones dirigidas a mejorar la ciudad», indica. A su modo de ver, «es necesario flexibilizar la regla de gasto para que los ayuntamientos tengan las condiciones y capacidades políticas y económicas adecuadas».