+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el candidato de ciudadanos apuesta por un “castelló 4.0 más sostenible”

Marín-Buck se siente «legitimado» pese a no ser el elegido por Madrid

Los afines a Merino no impugnan la lista pero tienen previsto denunciar a Julià. El alcaldable dice que el partido ha tomado «la mejor opción para ganar»

 

Marín-Buck, durante su intervención en el Real Casino Antiguo, ante la mirada de la diputada Sandra Julià. - FERNANDO GIMENO

ESTEFANIA MOLINER
04/05/2019

El candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Castelló, Alejandro Marín-Buck, dijo ayer sentirse «legitimado» por el partido, «tanto o más» que otras opciones -como la encabezada por Jesús Merino- pese a ser aupado a última hora por la agrupación local frente a la opción de la dirección regional y nacional del partido, que encabezaba Merino. «El partido ha tomado la mejor decisión» y, frente a lo que haya podido parecer, «somos una piña, sin fisuras» y elaborar la lista «ha sido fácil, ya que todos nos conocíamos». Ante un nutrido grupo de militantes, entre ellos una de sus principales valedoras, como es la diputada nacional Sandra Julià, y el coordinador de la agrupación local, Félix del Pozo, Marín-Buck quitó hierro a la grave crisis que atraviesa el partido en la capital y dijo que Merino es «su amigo y compañero de profesión» que fue considerado «en un momento determinado» para liderar el proyecto pero que «por razones personales fue descartado en el último momento». En todo caso, matizó, «cuento con Merino, contamos con todos».

EL «RUIDO» Y LA DENUNCIA // En cuanto a la amenaza de impugnar la lista que encabeza, aseguró que él «no entra en esos juegos». A su juicio, las personas que han quedado finalmente descartadas de la candidatura están «creando ruido» y habría que ver «si son o no de Ciudadanos y cuáles son sus intenciones». En todo caso, y cerrado el jueves el plazo para impugnar la lista, desde la Junta Electoral confirmaron que «no se ha impugnado» y que difícilmente podría ser aceptada esta vía «porque un candidato que quería encabezarla no haya sido el elegido». Para protestar por ello hay otros procedimientos. Y en eso están los afines a Merino, que tienen previsto presentar una denuncia contra Julià y la junta local la próxima semana.

Al margen, Marín-Buck presentó ayer en el Real Casino Antiguo un proyecto «para ganar», «sin sectarismos» y hacer de Castelló una ciudad «4.0, más saludable, adaptada, sostenible y verde». Preguntado sobre un posible pacto con el PSPV, instó a esperar a los resultados del 26-M.