+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

datos del icex de octubre y noviembre

La naranja de Castellón exporta 46 millones menos que en la campaña pasada

La venta en el extranjero se resiente de la invasión de fruta sudafricana

 

Imagen de la protesta del lunes en la Vall d'Uixó. - MEDITERRÁNEO

A. TEZANOS 23/01/2019

Las últimas cifras de exportación publicadas por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) confirman que las quejas del sector citrícola provincial, expresadas de forma multitudinaria este lunes, no son gratuitas. Los datos marcan que durante los dos primeros meses de campaña propiamente dicha, octubre y noviembre, las ventas de naranja a otros países fueron inferiores en más de 46 millones de euros a las que se registraron en el ejercicio 2017-18. La presencia cada vez más masiva de los cítricos sudafricanos en los mercados explican en gran parte esta tendencia tan negativa para el sector.

Con las estadísticas del mes de diciembre --tradicionalmente el más importante en volumen de ventas-- todavía por publicar, las del mes anterior justifican la preocupación de agricultores y comercializadores. En noviembre del 2018, la provincia exportó 112 millones de euros de cítricos, por los 136 del mismo periodo del año precedente. Lo mismo pasó en octubre, cuando se pasó de vender en el exterior por valor de 79 millones en el 2017 a 57. En la comparativa interanual, el porcentaje de pérdidas de un año a otro se eleva hasta el 8%.

Y es que pese a que la competencia de la naranja sudafricana empezó a afectar a la producción castellonense ya en el 2016, su influencia sobre las ventas es cada vez más importante. A ello contribuyen varios factores, como el aumento de la superficie citrícola en el país africano, y por tanto su aportación a los mercados; o la relajación de los requisitos fitosanitarios requeridos a los productores a la hora de exportar.

 
ultimátum // A este último punto hicieron referencia ayer desde la Unió de Llauradors, que propone incluso la «suspensión de la importación de cítricos de Sudáfrica hasta que se restrinja el uso de productos fitosanitarios en ese país que están prohibidos en la Unión Europea». Una medida que justifican en los resultados de un estudio que ha llevado a cabo la asociación, que muestra la presencia de «más de medio centenar de materias activas» cuya utilización no está permitida.

En el plano político, diputados del PSOE andaluces y valencianos, con Artemi Rallo a la cabeza, registraron ayer una proposición no de ley para instar a la UE a hacer un «seguimiento detallado de esta problemática». También se pronunciaron los senadores de Compromís, Carles Mulet y Jordi Navarrete, quienes reclamaron al Gobierno que «escuche las numerosas peticiones realizadas el lunes en calles y plazas».