+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LOS PERCANCES HAN TENIDO LUGAR ESTA MAÑANA, CASI AL MISMO TIEMPO

Nueve heridos en dos aparatosos accidentes de tráfico en la ronda Norte

El conductor del primer vehículo siniestrado doblaba la tasa de alcohol permitida

 

Imagen de los vehículos siniestrados en el segundo accidente. - POLICÍA LOCAL DE CASTELLÓ

REDACCIÓN 25/08/2019

Agentes de la Policía Local de Castelló junto con varios servicios de emergencias sanitarias de Castelló y un retén de los Bomberos Municipales han intervenido esta mañana en dos siniestros viales ocurridos en la Ronda Norte a su paso por el paso inferior de la Avenida Lidón en el que han resultado heridas nueve personas, ninguna de ellas de gravedad.

El primero de los siniestros se ha producido sobre las siete de la mañana cuando un turismo marca Mazda CX5 de color rojo que circulaba por la Ronda Norte sentido Valencia, al pasar por el paso inferior de la Avenida Lidón, por circunstancias que está investigando la Unidad de Atestados, se ha salido de la vía y ha colisionado violentamente con una farola de alumbrado público situada en la mediana de la calzada. Debido al fuerte impacto, el turismo ha quedado cruzado sobre uno de los carriles de circulación de la ronda de circunvalación. Varios conductores que en ese momento circulaban por ese lugar han avisado inmediatamente a los servicios de emergencias para alertar del accidente desconociendo si debido al siniestro se habían producido víctimas. Hasta el lugar se ha desplazado rápidamente una patrulla de la Policía Local de Castelló cuyos agentes al llegar al siniestro, han confirmado que el conductor y único ocupante del vehículo siniestrado estaba herido en un brazo y además presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos de las bebidas alcohólicas.

La Unidad de Atestados e Investigación de Accidentes se ha desplazado al lugar de los hechos en pocos minutos y tras ser atendido el conductor por los facultativos de un servicio de emergencias sanitarias de Castellón, los agentes de la sección de Atestados le han sometido a la prueba de alcoholemia. El conductor, O.P.C., de 24 años ha superado el doble de la tasa permitida por lo que es investigado por un presunto delito contra la Seguridad Vial por conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólicas. Tras realizar la prueba, el conductor del vehículo siniestrado ha sido trasladado hasta el Hospital General de Castelló para evaluar el alcance de sus lesiones aunque su pronóstico en un primer momento era leve. En el lugar del accidente se ha quedado una patrulla de la Policía Local de Castelló cuyos agentes han cortado un carril de circulación mediante conos y un vehículo patrulla con la señalización de emergencias encendida ya que el turismo siniestrado que había resultado muy dañado debido a la colisión y debía ser retirado con una grúa con plataforma. Además la farola contra la que había colisionado el turismo también había quedado tendida sobre la calzada y los bomberos municipales iban a proceder a cortar el mástil para poder retirar el alumbrado público.

Mientras se llevaban a cabo estas tareas para restablecer el tráfico se han aproximado al lugar del primer siniestro tres turismos que, por circunstancias que está investigando la Unidad de Atestados, han llegado al punto del accidente a una velocidad inadecuada para las condiciones en las que se encontraba la calzada en ese momento, con presencia de vehículos de emergencia en la vía y con un carril cortado. Debido a ese exceso de velocidad, el primero de los turismos, un vehículo BMW de color azul ha realizado una maniobra evasiva brusca y se ha salido de la vía cruzando la mediana que divide la calzada y ha colisionado finalmente contra otra farola de alumbrado público. El segundo turismo, un vehículo Renault Megane de color azul, al ir también a una velocidad inadecuada para el estado de la vía y al no respetar la distancia de seguridad con el vehículo que le precedía, ha frenado bruscamente pero no ha podido evitar la colisión y ha golpeado violentamente al turismo BMW que se encontraba en la mediana provocando que ambos vehículos cruzaran al sentido contrario de la circulación quedando detenidos sobre uno de los carriles. Finalmente, el tercer turismo, un Nissan Juke de color negro que circulaba también a una velocidad inadecuada, para evitar la colisión con los otros dos turismos siniestrados, ha realizado una maniobra evasiva hacia la derecha y ha golpeado al vehículo patrulla que señalizaba el primer accidente de tráfico. Tras golpear el lateral de la furgoneta policial de la Unidad de Tráfico, finalmente ha colisionado contra el muro que delimita el túnel de la Ronda Norte. Debido a este segundo siniestro, han resultado lesionados los ocupantes de los tres vehículos accidentados, tres en el primer turismo, tres en el segundo y dos en el tercer vehículo siniestrado, todos con lesiones de carácter leve menos uno que posiblemente podría tener una fractura en la muñeca. La mayoría de las lesiones que presentaban tenían que ver con traumatismos torácicos, esguince cervical y contusiones en varias partes del cuerpo.

Varias dotaciones de los servicios de emergencias sanitarias de Castelló se han desplazado al lugar del siniestro para atender a las personas heridas y tras una primera atención médica en el lugar de los hechos, todas ellas han sido trasladadas hasta el Hospital General de Castelló. Al producirse el segundo siniestro, la Unidad de Atestados e Investigación de Accidentes ha vuelto al lugar de los hechos y ha sometido a la prueba de alcoholemia a los conductores implicados dando negativo todos ellos. Tras tomar las huellas e vestigios de este segundo siniestro, los agentes de la Policía Local de Castelló han investigado a los tres conductores por un presunto delito de conducción temeraria al poner en riesgo a todos los efectivos de emergencias que en ese momento estaban trabajado en la calzada para retirar el primer vehículo accidentado y la farola de alumbrado público.

Al doble siniestro ha acudido también un retén de los bomberos municipales compuesto por una bomba urbana ligera y un vehículo de mando e integrado por un sargento, un cabo y nueve bomberos. Éstos han procedido a la limpieza total de la calzada que estaba cubierta por multitud de restos de los vehículos siniestrado, restos vegetales de la mediana y líquidos de motor. Los bomberos municipales también han cortado los mástiles de las dos farolas afectadas por los accidentes de tráfico a la espera que los servicios municipales de alumbrado público puedan sustituir las dos farolas.