+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SUPERACIÓN ANTE LA TRAGEDIA

El ejemplo de fortaleza de una familia venezolana residente en Castellón

Después de llegar hace 12 años para atender mejor a un hijo con parálisis cerebral, ahora ha fallecido el padre con 41 años

 

El ejemplo de fortaleza de una familia venezolana residente en Castellón -

RAFAEL FABIÁN
11/07/2019

“Son una familia excepcional y no entiendes cómo les ha podido pasar esto”. Son palabras de Rocío, profesora de infantil en el colegio Sanchis Yago de Castelló, que ha visto cómo su alumna Mía Arraiz ha sufrido con solo seis años un durísimo golpe con la repentina muerte de su padre de 41 años por infarto cerebral.

La familia de Mía llegó a la capital de la Plana procedente de Venezuela hace 12 años. El motivo no era otro que el de proporcionar mejores cuidados a su hijo José Miguel, que ahora tiene 16 años, pues padece desde nacimiento una parálisis cerebral. “El niño no puede hacer nada y su madre se dedica a atenderle las 24 horas del día”, confiesa Rocío. El padre de la familia, José Miguel, trabajaba en una empresa azulejera de Castellón tras cursar estudios de ingeniería mecánica en su país de origen, por lo que con sus ingresos sustentaba a la familia. 

“Es una tragedia”, prosigue Rocío, que revela la madura reacción de su pequeña alumna: “No se podía esperar porque solo tenía 41 años y estaban mirando para comprarse un piso. Fue la niña la que avisó a sus vecinos y ayudado a su padre a llamar al 112 cuando vio que su padre se encontraba mal, y su madurez me ha sorprendido incluso a mí, que llevo 20 años dando clases a niños de su edad”. Y es que según la profesora, la pequeña, a la que define “como una niña súper feliz y alegre” se ha despedido de su padre de una forma impropia para la edad que tiene: “Es una mujercita. Me dijo que quería hablar con él, decirle lo mucho que le quería y que había sido un padre extraordinario y que desde el cielo estaría orgulloso de ella porque iba a estudiar mucho y ser muy buena”.

Pese a no tener más familia en Castelló, todo el entorno de la madre Moraima se ha volcado con ellos, pues “son un ejemplo de bondad. Pese a todos los problemas jamás les he escuchado una queja”, afirma Rocío, profesora del Sanchis Yago, colegio que se ha volcado con esta dramática situación.

Tras sufrir una muerte cerebral, en la tarde de este jueves José Miguel será intervenido para extraerle sus órganos, pues su estado de salud antes era óptimo, y mañana viernes se realizará el velatorio en el Nuevo Tanatorio del Grau de Castelló. El entierro se llevará a cabo el sábado a las 11.00 horas en la Iglesia de Santo Tomás.

En un primer momento, la familia había pedido colaboración para poder sufragar los gastos del viaje de la madre del difunto a Castellón para asistir al entierro de su hijo, pero al haber pagado ya el billete de avión y los gastos por las exequias fúnebres, ya no quieren pedir más colaboración en una decisión que les honra. Al tiempo, la familia quiere agradecer las muestras de cariño y apoyo realizadas estos días por su entorno más cercano y la sociedad castellonense.