+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA PROPUESTA NACIONAL NO CALA ENTRE LAS FAMILIAS DE LA PROVINCIA

La primera huelga de deberes pincha en los colegios de Castellón

Los profesores y los directores señalan la “escasa o nula” incidencia en las aulas. Los padres ‘pasan’ en el primer fin de semana de brazos caídos a las tareas

 

CRISTINA GARCIA
08/11/2016

La primera huelga de deberes promovida por las AMPA a nivel nacional pincha en los colegios de Castellón. Con la petición en el aire de arrancar un debate de fondo sobre tareas en casa sí o no, los alumnos fueron ayer a clase con el trabajo hecho, con escasas excepciones. Tras un sondeo por diferentes centros de Castellón, Vila-real, la Vall, Nules, Burriana, Vinaròs y Benicarló, apenas una familia en el colegio Herrero de la capital se ha amparado en su derecho a los brazos caídos justificando a sus hijos las tareas por hacer ante sus profesores.

Es el único caso de un paro promovido por la Confederación Española de AMPA (Ceapa) para las familias de toda España, secundado en Castellón por las 220 asociaciones que conforman la FAPA Castelló Penyagolosa, no así en el sector concertado, y que no ha estado exento de polémica, ante la oposición de profesores y directores, que piden un «debate pedagógico» aplicando «el sentido común», y «no yendo a la huelga, sino dialogando con las familias», teniendo en cuenta que «se mandan pocos y no son obligatorios», como reitera Alejandro Badenes, director del Ejército de Castellón, y portavoz de la Asociación de Directores de Primaria de la provincia. «Es una polémica innecesaria», señala.

En el colegio Penyagolosa de Burriana detallan que «no se ponen muchos deberes». «Tenemos cuidado e intentamos compensar», pero «nadie se ha amparado en la huelga», lo mismo que en el Isidoro Andrés de Castellón, donde las familias, a la salida de la escuela, señalaron que «la solución no es hacer una huelga, sino ver qué y cómo son los deberes». Lo mismo en el Ausiàs March de la Vall, donde «no ha habido ni una queja formal por los deberes». «Ningún alumno ha hecho huelga de deberes», comentan. H