+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

medida ambiental

El puerto extiende las pantallas contra la dispersión del polvo a más zonas

La iniciativa pionera del muelle transversal se extenderá por ambas dársenas

 

A principios del 2017 la Autoridad Portuaria construyó la primera pantalla antiviento en el muelle transversal. - MANOLO NEBOT

RAMON OLIVARES RUIPÉREZ
17/01/2018

La Autoridad Portuaria de Castellón insiste en su cruzada para evitar que se ensucie el puerto y que los materiales que almacena puedan llegar a núcleos poblacionales. Con esta intención, los rectores de los muelles castellonenses han licitado otros dos contratos con los que van a extender el proyecto piloto de las pantallas cortaviento que materializó en primavera del año pasado en el muelle transversal a dos nuevas zonas del puerto, otra de la dársena norte y la dársena sur.

En cuanto a esta última, con las nuevas obras (que se incluyen entre las inversiones menores que la Autoridad Portuaria ha programado para este año, de las que ya informó ayer este diario), la dársena sur por primera vez albergará unas pantallas de este tipo. No en vano, la importación de materias primas cerámicas se ha multiplicado en los últimos años y hace necesaria la medida.

«En las zonas de descarga [de graneles sólidos] tenemos que tener pantallas», señala el presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Francisco Toledo. Aunque el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) todavía no ha evaluado si la iniciativa pionera del muelle transversal impide la dispersión del material, tal como se anunció que realizaría, «su eficacia es evidente», manifiesta.

dos contratos // De ahí que la Autoridad haya licitado dos contratos para ubicar pantallas cortavientos en el sector B de la dársena sur (por valor de 356.200 euros) y en la zona de graneles sólidos de la norte (340.486 €), como rezan los anuncios. Ambos en periodo de adjudicación, una vez se determine qué empresas realizan las obras, estas dispondrán de 4 meses para ejecutarlas.

Se trata de proyectos «con las mismas características» que el primero, que se materializó a principios del año pasado y por el cual se instalaron varias pantallas de 150 metros de longitud y 12 de altura. Las pantallas son móviles (mediante las grúas del puerto), de forma que se puede variar su posición para contrarrestar el paso de los vientos dominantes del nordeste.

En cuanto a los nuevos contratos, en el de la dársena norte todavía no se ha definido su ubicación exacta, que debe determinar el ITC, apunta Toledo. El presidente de la Autoridad Portuaria también destaca que es «fundamental que tengamos la máxima inversión medioambiental».