+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

JORNADA TELEMÁTICA - La reactivación de la cerámica

La liquidez y prolongar los ERTE, claves para el futuro del azulejo de Castellón

Ascer y Anffecc reclaman un alivio fiscal para mejorar la complicada tesorería de las empresas. Desde el clúster solicitan el respaldo económico de Europa para mitigar las consecuencias del covid

 

JAVIER CABRERIZO
27/05/2020

La coyuntura del principal motor económico de Castellón, la industria cerámica, centró ayer el encuentro impulsado por Mediterráneo y que congregó a los representantes de los actores más relevantes del sector: Ascer, Anffecc, Asebec y la Asociación de Técnicos Cerámicos. Todos ellos coincidieron en «la importancia capital de la tesorería» y recalcaron la necesidad inmediata de que las administraciones establezcan «más vías de apoyo» para evitar que las empresas «se ahoguen». La sesión completa está disponible en este ENLACE.

Junto a los presidentes de los cuatro colectivos, Vicente Nomdedeu, Joaquín Font de Mora, Juan Vicente Bono y Juan José Montoro, la sesión contó con una representación cualificada de la esfera política, con la presencia del conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, y del estamento financiero, con el director del Centro Banca de Empresas de BBVA en Castellón, Miquel Gordo.

Con el patrocinio de BBVA y la colaboración de Azuliber, la cita digital aportó una radiografía precisa del complejo contexto derivado de la crisis del covid-19 desde el punto de vista de los fabricantes azulejeros, de las esmalteras, de los productores de tecnología, de los profesionales del clúster, de la Generalitat valenciana y de la banca.

Con el director de Mediterráneo, José Luis Valencia, como moderador, todos los participantes fueron aportando sus recetas para que el azulejo recupere su potencial perdido tras la súbita llegada del coronavirus. Especialmente clarividente en su exposición estuvo Vicente Nomdedeu, quien subrayó que «la primera cuestión que hay que asegurar es la liquidez y ello tiene que venir por ingresos directos o por el aplazamiento de impuestos». «Es necesario que se aplacen los impuestos y que se adelanten los IVA para disponer de una mejor situación en tesorería», apuntó Nomdedeu. «Las empresas mueren por la tesorería», señaló.

En la misma línea se manifestaba su homólogo de Anfecc: «Las empresas hemos acudido a la financiación privada y pública con el objetivo de reforzarnos para poder sobrevivir, pero las ayudas que han venido no han sido suficientes». «Necesitamos más liquidez por parte del gobierno central, del autonómico, de Europa…. Necesitamos liquidez para salir de este trance y por ello debemos remar todos en la misma dirección», insistió Joaquín Font de Mora durante la charla.

HASTA DICIEMBRE

Nomdedeu también reconoció que los ERTE son «una medida extraordinaria para que las empresas no se ahoguen». «Los empresarios queremos no perder conocimiento ni trabajadores y para ello los expedientes temporales deben prolongarse, como mínimo, hasta diciembre y luego ya veremos. Si no, es imposible y se destruirá trabajo, con el perjuicio para las empresas y el clúster», indicó.

Juan Vicente Bono, de Asebec, también hizo hincapié en la importancia de defender el capital humano y más en su subsector, formado por «empresas muy tecnológicas y con el problema añadido de no encontrar suficiente mano de obra cualificada».

LA INYECCIÓN DE LA UE

El conseller Rafael Climent recalcó que «es prioritario aportar liquidez, pero ello está condicionado por la hacienda pública que tenemos en estos momentos por la deuda autonómica y estatal». «Sin la UE va a ser complicado: o realmente se crea una solidaridad con los países afectados o tendremos muy complicado salir con el dinamismo adecuado», apostilló.

En esta apreciación también se extendió Nomdedeu: «En Europa hay dinero para España y no lo cogemos porque no queremos. También hay que tener en cuenta que en diciembre se aprobará el presupuesto europeo para los próximos 7 años, y si vamos con medidas como las últimas que ha tomado el gobierno central, la intervención será segura». Por último, todos los participantes recordaron que es clave que se activen protocolos para impulsar las reformas en España.

DURAS CRÍTICAS A LA DEROGACIÓN DE LA REFORMA LABORAL

Los presidentes de Ascer, Anffecc y Asebec coincidieron en censurar algunas de las decisiones tomadas por el Gobierno central como la de la derogación de la reforma laboral. En este sentido, Vicente Nomdedeu argumentó «que la imagen que damos como país no es buena». «En una situación normal es entendible que se haga política todos los días, pero en estos momentos hay que salvar económicamente al país, por lo que medidas como la de la reforma laboral o la subida de impuestos van a hacer que la prima de riesgo se dispare. Europa no va a darnos dinero con este panorama si no ve futuro en el país».

En la misma línea se expresó Joaquín Font de Mora: «No es el momento de la reforma laboral, es el momento de ir todos juntos y de preocuparse de los fallecidos, de los ERTE, del desempleo... Habrá tiempo para sentarse, dialogar y mejorarla». Por su parte, Juan Vicente Bono expresaba que «el Gobierno usa las armas para fines propios; trabajadores y empresas debemos aportar nuestras opiniones».