+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

CLAUSURA DEL PROGRAMA DE LA SAGRADA FAMILIA Y EL SANTÍSIMO CRISTO

Un ‘empedrao’ para 2.000 vecinos dice adiós a las fiestas en la Vall

Baños defiende que estos días «hacen pueblo y generan hermandad vecinal». La ausencia de incidentes ha sido la tónica general del programa de este año

 

Cientos de personas degustaron el ‘empedrao’ que clausuró las fiestas. - M. MIRA

Los participantes no quisieron faltar a la cita con el plato más típico de la localidad, cocinado por Vicent Dominic. - M. MIRA

M. MIRA
15/10/2017

Cerca de 2.000 personas quisieron acompañar a la comisión de las fiestas patronales de la Sagrada Familia y el Santísimo Cristo en el que se considera el acto de cierre de la programación de este año que según su presidente, Manuel Debón, han llegado a su fin con un buen balance «estamos muy contentos por la afluencia de público en todos los actos, porque el tiempo nos ha acompañado y porque el programa taurino se ha cerrado sin incidentes».

Ese fue el sentir que compartieron los organizadores de estas populares celebraciones, declaradas de Interés Turístico Nacional, mientras colaboraban para que el empedrao monumental se desarrollara con normalidad.

TRABAJO QUE COMPENSA / Debón aseguró ayer que llegados a este punto, después de tantos días y tantos actos sin prácticamente margen para el descanso «uno valora que el trabajo que realizamos todo el año compensa», hasta el punto de que «en cada acto la gente ya comenta lo que se podría hacer o mejorar el año que viene, lo que demuestra que están ilusionados, que el cansancio no quita las ganas».

La alcaldesa de la localidad, Tania Baños, también quiso valorar ayer la misión que desempeña la comisión, a la que dio «la enhorabuena por el gran trabajo que han hecho», preparando actos «de todo tipo, para todos los gustos, de manera que la gente pueda elegir». Esta apuesta ha tenido un efecto muy positivo, porque ha logrado «una gran participación», que es el objetivo final de cualquier celebración popular.

Baños, aprovechando el empedrao monumental aseguró que «en actos como este se demuestra que las fiestas hacen pueblo, generan hermandad y garantizan la pervivencia de nuestra cultura y nuestras raíces».