+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

..la ofrenda de flores a la copatrona es otro de los eventos más multitudinarios de la jornada..

La ermita de la Esperanza de Segorbe cita a 3.000 romeros escoltados por caballos

La comisión de fiestas obsequia vino y cocinan una paella para 2.500 personas.El obispo Casimiro López preside las celebraciones en honor a la virge

 

La ermita de la Esperanza de Segorbe cita a 3.000 romeros escoltados por caballos -

RAFAEL MARTÍNRAFAEL MARTÍN 02/09/2010

Alrededor de 3.000 personas, un buen número de coches tirados por caballos, remolques con tractores y una treintena de jinetes con sus monturas, participaron ayer en los actos en honor a Nuestra Señora de la Esperanza, copatrona de Segorbe, en una jornada que comenzó con cierta inestabilidad atmosférica aunque finalmente el sol apretó.

Los actos religiosos contaron con la presencia del obispo de Segorbe, Casimiro López Llorente, al final de los cuales se repartieron entre los romeros las estampitas con la imagen de la Esperanza. Por parte de la comisión de fiestas también se obsequió con vino a los asistentes para acompañar a la paella gigante, que prepararon para más de 2.500 comensales.

La ermita de la Virgen, ubicada a unos dos kilómetros de Segorbe, fue el lugar de destino para todos los feligreses que iban llegando a la cima del monte de la Esperanza, donde se encuentran los últimos restos del monasterio de jerónimos. Este fue fundado a finales del siglo XV por Enrique de Aragón, más conocido como el Infante Fortuna, primo del rey Fernando el Católico y a la sazón, primer Duque de Segorbe; convento que alcanzó gran influencia en la vida social y cultural.

EL TRAYECTO // El recorrido fue realizado por numerosos romeros a pie, después de la concentración que tuvo lugar a primeras horas de la mañana en las puertas del consistorio, en presencia de autoridades, las reinas mayor e infantil, Rebeca Bonillo y Sandra Pérez, y las damas y cortes.

A los asistentes se les entregó la tradicional insignia que lleva en relieve la imagen del santuario.

Por cuarto año consecutivo, la carretera que va desde Segorbe a la Esperanza (antigua N-234) quedó cortada en dirección a la ciudad bajo el control de la Guardia Civil de Tráfico y de la Policía Local para favorecer el trayecto.

La romería tuvo su antecedente con la ofrenda de flores al retablo cerámico de Nuestra Señora de las Esperanza instalado en la fachada del Sindicato de Riegos.

Por la tarde, se celebró, ya en la ciudad de Segorbe, la multitudinaria procesión de la Virgen. H