+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

MUCHA CONFUSIÓN ANTE LA NUEVA NORMATIVA DEL BOE

El Gobierno recula y obliga a mantener franjas horarias en pueblos de menos de 10.000 habitantes de Castellón

Seguirán habiendo restricciones en aquellos municipios que tengan una densidad poblacional mayor de 100 habitantes por kilómetro cuadrado

 

Los vecinos de Moncofa, como los de otros municipios con menos de 10.000 habitantes, deberán seguir saliendo a hacer deporte con franjas horarias. - M. À. SÁNCHEZ

MÒNICA MIRA
23/05/2020

La letra pequeña del BOE ha vuelto a modificar sustancialmente un anuncio previo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo que este viernes provocó la frustración y el enfado de muchos municipios de la provincia con menos de 10.000 habitantes, especialmente los que están en la horquilla de entre los 5.000 y 10.000, que descubrieron un matiz que limita el alivio del confinamiento previsto. Así, aquellas localidades con una densidad poblacional superior a los 100 habitantes por kilómetro cuadrado no podrán eliminar las franjas horarias en la nueva rutina todavía, entre otras medidas.

El conocimiento de esa puntualización tan significativa requirió de la respuesta urgente de los ayuntamientos afectados, que se vieron obligados a persuadir a sus vecinos de que deberán seguir saliendo a pasear o a hacer deporte por turnos. Y es que de todas las localidades --de entre 5.000 y 10.000 habitantes-- que podrían beneficiarse de esa flexibilidad, a tenor del texto publicado, solo tres lo han conseguido de facto: Alcalà-Alcossebre, Borriol y Segorbe, quedando fuera Orpesa, Torreblanca, Betxí, Almenara, Moncofa e inicialmente Peñíscola, aunque como informaron desde este último Ayuntamiento, «tras haber efectuado una consulta a la Delegación del Gobierno solicitando aclaración sobre lo publicado en el BOE, la respuesta ha sido que sí que podemos aplicar las medidas». Y es que tanto el consistorio como Ashotur hicieron llegar rápidamente su indignación por lo que consideraban un paso atrás, que, en un principio, les impedía abrir ya el interior de bares y restaurantes por estar demasiado cerca del núcleo urbano de Benicarló.

Incomprensión entre los alcaldes

Quienes deberán esperar no ocultaron su descontento, sobre todo por las expectativas que el anuncio había generado entre la gente, lo que «causará problemas en la calle por la confusión que provocan estas decisiones, ya que no entienden que puedan ir al bar pero no a pasear», lamentó, por ejemplo, el alcalde de Betxí, Alfred Remolar. Su disgusto es comparable al de su homólogo de Moncofa, Wenceslao Alós, quien habló de «otro despropósito del Gobierno y que la decisión crea discriminación», mientras que las munícipes de Orpesa (María Jiménez), Torreblanca (Josefa Tena) o Almenara (Estíbaliz Pérez) mostraron su desconcierto inicial, pero matizaron su reacción apelando a que no queda más remedio que acatar las medidas preventivas para seguir tratando de evitar contagios. Informan I. Checa, M. À. Sánchez, E. Bellido y M. J. Sánchez.

Geldo, el único pueblo del interior que deberá mantener las franjas

La puntualización introducida en el texto del BOE publicado este viernes ha generado una circunstancia singular en la provincia de Castellón, y es que Geldo, una localidad que por sus características podría disfrutar de algunas de las condiciones de la paulatina apertura para los municipios con menos habitantes, verá limitadas sus opciones por la extensión de su término municipal, que incrementa su densidad poblacional hasta el punto de ser el único pueblo del interior donde no disfrutarán de la movilidad que sí que existe en municipios vecinos. Y es que la interpretación estricta de las indicaciones del Gobierno está generando evidentes agravios comparativos de difícil comprensión para los afectados.

Temas relacionados