+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

REFERENTE EN EL PALAU

Pesic cambia el paso del Barça

En apenas un año, el técnico ha devuelto el perfil competitivo al equipo azulgrana, que este domingo revalidó el título de Copa

 

Svetislav Pesic besa la Copa del Rey junto al capitán Tomic tras la final. - MARISCAL (EFE)

LUIS MENDIOLA
18/02/2019

La polvareda creada por el desenlace de la final de Copa, marcada por dos errores arbitrales que serán recordados durante años en el baloncesto español, no ha dejado ver lo que representa, en toda su dimensión, la victoria del Barça frente a su máximo rival, el Real Madrid, por segundo año consecutivo: la consolidación del proyecto Svetislav Pesic.

El técnico serbio, de pasaporte alemán, que camina hacia los 70 años, llegó hace apenas un año al club, una semana antes de la Copa en Las Palmas, como una solución de urgencia para cubrir el despido de Sito Alonso. La idea de la directiva barcelonista, que lo sacó de un semirretiro (Nacho Rodríguez cerró su contratación mientras disfrutaba de unos días de esquí junto a su mujer) era que cerrara de forma digna el curso. En este tiempo, Pesic ha conseguido cambiarle la cara al equipo y devolverle su perfil competitivo, incluso para desafíar el poder del Madrid, el vigente campeón europeo.

El hecho de conseguir el triunfo, además, en territorio enemigo, el Wizink Center, es una demostración de que equipo azulgrana ha revertido la tendencia de los últimos años, marcada por un dominio hegemónico blanco. La Copa del 2012 en el Sant Jordi fue el primer gran título de la era Laso, el que puso fin a años de dominio del Barça de Xavi Pascual. Desde entonces, los madridistas habían acumulado 16 títulos (2 Euroligas, 4 Ligas, 5 Copas, 4 Supercopas, una Intercontinental) reinando sin oposición. Los dos títulos consecutivos del Barça confirman el cambio de tendencia. La travesía por el desierto ha llegado a su fin.

"UN EQUIPO NUEVO"


“Este título es muy especial por la manera de ganarlo, porque es un equipo nuevo”, explicó Pesic en el Wizink Center. Los dos títulos de Copa, la primera posición de la Liga, y la buena trayectoria del equipo en la Euroliga, con los azulgranas situados en la zona de los ‘play-off’ son los síntomas palpables de que su trabajo ha cambiado el paso del Barça.

“Cada trofeo es importante. Pero este quizás sea el más especial de los que he ganado”, asegura Pesic, que no pierde la compostura ni en la victoria ni en la derrota.”Como entrenador, 35 años, tuve finales con clubs diferentes, con selecciones... Esta final es especial porque cada día entrenas e intentas dar a conocer a los jugadores como se vive en el Barça. Nosotros entrenamos y hablamos mucho, trabajamos mucho en los últimos meses, con diferentes problemas, pero cada día es un nuevo reto, también con mi edad y mi experiencia”.

La forma de trabajar de Pesic ha convencido a los dirigentes del Barça, que valoraban de forma positiva sus conocimientos por su primera etapa en el club, cuando levantó la primera Euroliga del Sant Jordi en el 2003 y su perfil de provisionalidad ha acabado de desaparecer, hasta el punto de que el presidente Josep María Bartomeu dejó entrever esta misma semana en los micrófonos de Sin Concesiones,  la continuidad del técnico la próxima temporada: “Cuando llegó ganó la Copa casi sin esperárnoslo, puso orden y devolvió la confianza a los jugadores”. Pesic se erige ahora como un referente de estabilidad, hasta el punto de que la llegada a corto plazo de Sarunas Jasikevicius, actual técnico del Zalgiris, deseado desde hace tiempo, parece ahora mucho más complicada.

Sin demasiada gesticulación, con una pose tranquila, como corresponde ya a un veterano técnico que acumula muchas experiencias y también títulos y con un trato cercano a los jugadores, casi paternal, en el que combina una mano férrea y su condición de brillante estratega, el técnico serbio se ha ganado la consideración del vestuario. Los jugadores aclamaron su nombre en la fiesta improvisada que se organizó en el vuelo de vuelta tras la final. Es una muestra de respeto por lo que ha conseguido en poco tiempo. “Este equipo tiene alma”, reconoció Thomas Heurtel, el MVP de la final. Pesic se la ha devuelto cargada de ambición.