+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VILLARREAL CF

El Submarino mira de reojo al mercado de delanteros

El club posee recursos para reforzar su ataque, a la espera de una oportunidad irrechazable

 

El villarreal ya sondeó el fichaje de Sandro Ramírez en verano. - Alex Livesey

JOSÉ LUIS LIZARRAGA
12/01/2018

Con los cambios de cromos entre Roger Martínez y Cédric Bakambu, el Villarreal considera que posee una plantilla en condiciones para afrontar las dos competiciones en las que está inmerso (Liga y Europa League). El buen rendimiento que han ofrecido los jugadores del filial que han dado el salto al primer equipo, como Raba, Pau, Ramiro Guerra o Chuca; más la esperada recuperación durante este mes de futbolistas importantes como Roberto Soriano, Nicola Sansone o el propio Bruno Soriano; o la vuelta, a últimos de febrero, de Ruben Semedo, dibujan un mapa más favorable para dosificar los esfuerzos y asegurar un mayor rendimiento del Submarino en el segundo tramo del ejercicio en curso.

LA LÍNEA PRIORITARIA // En un principio, el club descarta reforzar el eje de la defensa, los laterales o el centro del campo, aunque sí mira de reojo al mercado, por si surgiera a última hora la posibilidad de encontrar un diamante en bruto que le diera un salto de calidad para la delantera en el tramo final de la temporada, en el que se dirimirán los objetivos tanto en Europa como en la competición doméstica.

En este caso, y después de conseguir rápidamente el recambio de Bakambu en la figura del internacional colombiano Roger Martínez, simplemente se trata de rastrear el mercado por si los devenires de última hora propician la opción de incorporar a un delantero a un precio que se adapte a las posibilidades del Villarreal. Se trataría de un punta contrastado y que marcara diferencias. Dos de los candidatos que ya valoró la secretaría técnica amarillas fueron Sandro Ramírez y Kevin Gameiro.

LAS SITUACIONES // En el caso del atacante canario que milita en el Everton, las elevadas cifras de su nómina y los inconvenientes que puso el conjunto de Liverpool, unido a las prisas del Villarreal para reforzar su línea de vanguardia, le borraron de la lista de prioridades.

Un caso muy similar, aunque por la negativa radical del Atlético de Madrid a la hora de reforzar a un rival directo con la cesión de Gameiro --pese al interés mostrado por el francés--, descartaron también esa alternativa cuando surgió el traspaso de Bakambu al fútbol chino. Diego Simeone descartó la opción de potenciar a un enemigo directo como el Submarino. No obstante, Gameiro continuará teniendo un papel secundario en el Atlético, más con la llegada de Diego Costa y Vitolo, por lo que a medida que avancen las fechas y se aproxime el cierre del mercado de fichajes, volverá a surgir la posibilidad de su salida de la entidad colchonera.

Fernando Roig Negueroles seguirá con su política de administrar perfectamente los recursos económicos del Submarino y no caer en los errores del pasado, cuando se cerraban los balances negativos de gran calado que obligaron al presidente a una ampliación de capital con sus propios recursos con el objetivo de sanear la entidad amarilla.

LA REINVERSIÓN // El consejero delegado del Villarreal, al margen de fichajes que no han salido bien como sucede en todos los clubs, ha dirigido con la premisa del equilibrio financiero al Submarino, sin prisas para reinvertir los importantísimo ingresos que ha logrado con traspasos muy beneficiosos como Eric Bailly, Alexandre Pato o Bakambu.

Por ello, el Villarreal no tiene urgencias para reforzarse y, a la vez, cumple con todos los requisitos del fair play financiero que impone la UEFA, por si surgiese una buena oportunidad del mercado, léase Sandro, Gameiro o cualquier otra alternativa que pudiera surgir en estas más de dos semanas todavía que faltan para el cierre del mercado de invierno. En posición de ventaja, y sin prisas, es más fácil acertar.

Temas relacionados