+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONVENIOS COLECTIVOS Y POLÍTICA LABORAL

Los agentes sociales empiezan a definir la hoja de ruta para la negociación colectiva del 2018

CCOO y UGT vuelven a reclamar subidas salariales por encima del IPC

 

Reunión de la comisión de seguimiento de la negociación colectiva, este lunes. - JOSE LUIS ROCA

EL PERIÓDICO
18/09/2017

Los agentes sociales han vuelto a sentarse en la mesa de negociación para fijar las bases de las subidas salariales de los próximos años. Los sindicatos CCOO y UGT y las patronales CEOE y Cepyme han mantenido este lunes una reunión, en el marco de la Comisión de Seguimiento del III Acuerdo de Negociación Colectiva, para evaluar los resultados y diseñar la "hoja de ruta" para la renovación del acuerdo de cara al 2018, después de que finalmente no alcanzaran un pacto para este año. Está previsto que este martes se produzca una reunión de contenido más político y con presencia de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que debería servir para impulsar la negociación y allanar los acuerdos en temas pendientes. Además de las alzas salariales, tendrán especial relevancia los temas referidos al plan por el empleo juvenil, la flexibilización del contrato de formación, la recuperación del contrato relevo y la regulación de las prácticas no laborales, entre otras cuestiones.

Poder adquisitivo

CCOO y UGT vuelven a defender la mejora del poder adquisitivo de los salarios, ya que, a su juicio, no es solo una "acción de justicia por su acentuada devaluación" en los años de la crisis, sino que también debe entenderse como un "estímulo" al consumo y por tanto a la actividad económica y al empleo.

Ambos sindicatos exigen una negociación colectiva que tenga como referencia en todos sus ámbitos incrementos salariales por encima del IPC para recuperar el poder adquisitivo perdido, con el objetivo de que la recuperación llegue a todas los trabajadores y no solo a las empresas, así como que incorpore cláusulas de garantía salarial negociadas en convenio para proteger frente a desviaciones del IPC.

Negociación sin acuerdo

Los sindicatos lamentan que en el 2017 no pudo alcanzarse un acuerdo porque las organizaciones empresariales "se resistieron" a las demandas sindicales de proceder a un incremento de los salarios que garantizase la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores. "Las negociaciones para explorar un posible IV ANC no pueden volver a defraudar", subrayaron.

Los sindicatos defienden que el método y procedimiento de la negociación no pueden ser los mismos que en el reciente proceso de diálogo con CEOE y Cepyme a propósito de la política salarial para el 2017. "Ni podemos ni debemos caer en la tentación de alargar y dilatar la negociación en el tiempo, exhibiendo una preocupante incapacidad para pactar lo evidente. El acuerdo (o desacuerdo) debe quedar despejado en los próximos meses, y la duración de la negociación dependerá en buena medida de la agenda de temas a tratar", indican los sindicatos, tras asegurar que si no fuera así, el conflicto en la negociación colectiva del próximo año será una "constante" de las relaciones laborales.