+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MOVILIZACIÓN EMPRESARIAL

CaixaBank se decide por València para trasladar su sede social

La entidad se ampara en el decreto del Gobierno que elimina la obligación de que la junta apruebe el traslado

 

Sede de CaixaBank en Barcelona - EFE

EL PERIÓDICO
06/10/2017

El consejo de administración de CaixaBank ha acordado este viernes en sesión extraordinaria trasladar su sede social a Valencia ante la posibilidad de que el Parlamento de Cataluña apruebe una declaración unilateral de independencia. El primer banco catalán ha adoptado esta medida amparándose en el real decreto ley que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros por el que se elimina el requisito de someter un traslado de este tipo a la junta de accionistas.

En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), CaixaBank afirma que el consejo ha tomado esa decisión con el objetivo de asegurar "la protección de sus clientes, accionistas y empleados, y con el objetivo de salvaguardar plenamente la seguridad jurídica y regulatoria consustancial al ejercicio de su actividad". El consejo ha tomado la decisión por unanimidad "ante la actual situación política y social en Cataluña" de trasladar la sede social a la calle Pintor Sorolla, numero 2 y de Valencia, que es la sede actual del Banco de Valencia, entidad absorbida por CaixaBank durante la crisis financiera. 

Nueva reunión
La entidad precisa que el consejo de administración "se reunirá tan pronto se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la modificación de la ley de sociedades de capital para adoptar definitivamente los acuerdos oportunos", la ley que Gobierno ha anunciado que modificará para que las empresas que quieran cambiar su domicilio lo hagan.

CaixaBank sigue así la estela del Banco Sabadell y de otras muchas empresas catalanas, en su mayoría cotizadas, que en los últimos días han anunciado que se llevan su domicilio social fuera de Cataluña ante la incertidumbre creada en la comunidad por el proceso independentista. 

Temas relacionados