+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FORO DE OPINIÓN

El Círculo de Economía apela a los pactos para la gobernabilidad

Defiende que el multipartidismo «no es una anomalía»

 

AGUSTÍ SALA BARCELONA
18/05/2019

Diálogo y consenso. El bipartidismo tiene ya firmado su certificado de defunción. En este contexto, el Círculo de Economía reclama profundizar «en la cultura de la negociación y el acuerdo». Al igual que sucede en el mundo de la empresa, la política requiere innovación y esta debe basarse en los acuerdos como única vía para «una gobernanza estable que evite la tentación populista», que afecta no solo a España sino al conjunto de las democracias liberales.

La crisis ha dejado como legado «malestar social» y un «deterioro de la política tradicional», afirma la opinión del Círculo. Se trata de una amenaza, añade, a la que debe dar respuesta no solo España sino «una posición cohesionada de la Unión Europea (UE)».

El prestigioso foro de opinión, que someterá estas cuestiones a debate en la 35 Reunión Círculo de Economía a Sitges entre el 30 de mayo y el 1 de junio, que serán inauguradas por el president Quim Torra; y clasuradas por el jefe del Ejecutvio central, Pedro Sánchez; avisa de que el multipartidismo «no es una anomalía», sino que refleja la diversidad. A su vez alertan de que el nuevo Gobierno y el Congreso tienen ante sí dos grandes retos: «consolidar una economía aún frágil» y «dar respuesta al conflicto territorial». Sobre este último tema se remiten a la nota del año pasado, que exigía recuperar la convivencia y aumentar el autogobierno para Cataluña.

Este organismo, presidido por Juan José Brugera, avisa de que en las elecciones del 26-M al Parlamento Europeo «se discute el propio sentido y continiudad del proyecto europeo tal como lo hemos conocido». cuestiones como la crisis social y política, la inmigración y el brexit, entre otras muchas variables, esta convocatoria electoral «tiene una gran trascendencia», afirma.

La advertencia no va dirigida solo al Gobierno sino al conjunto de las fuerzas políticas y a la sociedad. «Está en juego la credibilidad y el futuro del proyecto europeo», asevera.