+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

aviso

S&P alerta de riesgos si se deroga la reforma laboral

La agencia de calificación solo ve positivos cambios que incidan en reducir la precaridad y la temporalidad

 

Placa de Standard & Poor’s en la sede de la agencia en París. - IAN LANGSDON (EFE)

EL PERIÓDICO
22/01/2020

La agencia S&P Global Ratings ha advertido de que derogar completamente las reformas laborales adoptadas en España durante los últimos años para regresar a un escenario semejante al del 2009 o el2010 "sería perjudicial" para la nota de solvencia de España, aunque ha señalado que los cambios pueden tener "un efecto positivo" si se centran en reducir la precariedad y la temporalidad.

"Si la derogación de la reforma laboral nos devuelve a la estructura de 2009 o 2010, sería negativo, pero si se mejorase la precariedad laboral, se reduce el paro juvenil o de larga duración podría resultar positivo al mejorar el potencial de crecimiento de la economía", ha señalado Marko Mrsnik, responsable del rating soberano de España en S&P Global.

"Si quiere decir volver a la situación de antes, con una derogación completa, sería perjudicial para el rating, pero si se trata de aportar soluciones a los problemas estructurales del mercado de trabajo, que son muy importantes, esto sería algo positivo, porque devolvería la confianza al consumidor y también subiría el potencial de crecimiento, que actualmente se calcula en torno al 1,5%", ha añadido el analista.

En este sentido, Mrsnik ha precisado que uno de los aspectos claves de la reforma laboral en España ha sido llevar la negociación colectiva al ámbito de las empresas, por lo que considera que si se volviese a llevar a niveles más elevados "sería un paso atrás".

S&P Global prevé que el PIB de España crecerá este año un 1,7%, tres décimas menos que en 2019, para desacelerarse al 1,6% en 2021, confirmando sus pronósticos del pasado mes de septiembre, después de que la calificadora de riesgos subiese el rating de España hasta 'A' con perspectiva estable. De este modo, España seguirá creciendo por encima de la media del 1% y del 1,2% prevista para este año y el siguiente, respectivamente, para la zona euro.

Sin embargo, al contrario de lo proyectado para el resto de las principales economías de la zona euro, para las que S&P Global augura un repunte a partir de este año, España mantendrá una tendencia estable de crecimiento como consecuencia de la madurez del ciclo de crecimiento.

El crecimiento español se había mantenido bastante al margen de la desaceleración general gracias al consumo interno impulsado por la subida de salarios y pensiones, "pero la economía española se está desacelerando por la maduración del ciclo", es algo normal, se está acercando a su potencial, ha explicado Mrsnik, para quien será necesario resolver los problemas estructurales de la economía para elevar este potencial de crecimiento de cara al futuro.

EROSIÓN DE LA CREDIBILIDAD

Por otro lado, el experto ha lamentado que en España "se ha perdido mucho tiempo", particularmente en la consolidación fiscal, donde no se ha avanzado tanto como prometían los distintos gobiernos de los últimos años, que solo cumplieron sus metas de déficit en 2016 y 2017, lo que ha provocado "una erosión de la credibilidad" de España.

"España no es el único país que ha perdido credibilidad al incumplir las metas de consolidación, pero tenía mayor credibilidad hace diez años sobre su capacidad para mantener la estabilidad", ha advertido Mrsnik, añadiendo que la recuperación española se está apoyando sobre factores cíclicos en la parte de los ingresos.

"Si se registrasen desviaciones muy negativas del déficit influiría en el rating", ha apostillado.

En este sentido, S&P Global pronostica que el déficit de España se situará en 2020 alrededor del 2%, muy por encima de los objetivos previstos a falta de conocer la política presupuestaria del nuevo Gobierno, lo que anticipa una lenta reducción de la ratio de deuda sobre PIB.

La calificadora de riesgos ha subrayado que un posible retraso en la aprobación de las cuentas del Gobierno.