+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Reunión presencial

Sánchez y Urkullu acuerdan el traspaso de Prisiones y el Salario Mínimo

El lehendakari reclama adelantar el toque de queda a las 20.00 horas. Plantea el trasvase de nuevas competencias para marzo

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el lehendakari, Iñigo Urkullu. - EFE / BALLESTEROS

25/01/2021

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente vasco, Íñigo Urkullu, han asumido este lunes "un primer compromiso" para traspasar "de urgencia" cinco competencias a Euskadi, entre ellas Prisiones y el Salario Mínimo Interprofesional para el próximo mes de marzo, y han coincidido este lunes en la necesidad de seguir favoreciendo el desarrollo íntegro del Estatuto de Gernika y el autogobierno vasco.

Ambos han mantenido una reunión en La Moncloa, el primer encuentro de ambos que se celebra de forma presencial desde que Urkullu fuera reelegido lehendakari, por tercera vez consecutiva, en las elecciones vascas de julio de 2020. El encuentro, de dos horas de duración, se ha desarrollado en un "clima de sintonía y máxima colaboración institucional", según ha informado Moncloa. Por su parte, el gobierno vasco ha destacado que la reunión se ha desarrollado en un ambiente "cordial" y ha resultado "fructífera, como corresponde a las relaciones institucionales y políticas" que mantienen Sánchez y el presidente del Ejecutivo de Euskadi.

En este marco, Sánchez y Urkullu han compartido la necesidad de seguir trabajando "de forma conjunta y con ánimo constructivo" para propiciar "un escenario de diálogo y acuerdo que permita dar una respuesta conjunta a los grandes desafíos del actual tiempo político y encarar los retos de futuro compartidos".

Socio preferente

El Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos cuenta el Partido Nacionalista Vasco (PNV) como uno de sus socios preferentes desde la investidura y es uno de sus apoyos fundamentales en el Congreso. El Ejecutivo autonómico ha explicado que el encuentro ha contribuido "a reforzar esta relación bilateral" y se enmarca "en una clara voluntad política de resolver las cuestiones pendientes prioritarias de interés para ambos Gobiernos".

En este marco, ambos han coincidido en la necesidad de seguir favoreciendo el desarrollo íntegro del Estatuto de Gernika y el autogobierno vasco, con el compromiso de impulsar el calendario de traspasos de las transferencias previstas, han indicado desde Moncloa. Así, han asumido este "un primer compromiso" para traspasar "de urgencia" cinco competencias a Euskadi, entre ellas Prisiones y el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), para el próximo mes de marzo.

En la reunión de este lunes, han asumido un primer compromiso para resolver, "con carácter de urgencia", las primeras cinco trasferencias para el próximo mes de marzo: Ingreso Mínimo Vital, Gestión de centros penitenciarios, Transporte por carretera, asignación del ISSN-ISBN, y Ordenación y Gestión del Litoral. Además del autogobierno, la reunión ha servido para abordar la lucha contra el coronavirus, los fondos europeos y la agilización de los compromisos institucionales.

Adelantar el toque de queda

El presidente y el lehendakari han analizado en profundidad la evolución reciente de la pandemia y han reafirmado su voluntad de cooperar "desde la máxima lealtad institucional y con pleno respeto al ámbito competencial de ambas administraciones", en el marco de una estrategia de cogobernanza que sitúa la lucha contra el coronavirus como objetivo prioritario de ambos ejecutivos. Urkullu ha planteado "la necesidad de ampliar la capacidad de las comunidades autónomas en la toma de decisiones", con el fin de "luchar de la forma más eficaz" contra el covid-19 y evitar la judicialización de las decisiones que puedan adoptar las autonomías, "ofreciendo un marco de estabilidad jurídica y de claridad para la ciudadanía". Asimismo, el presidente vasco ha insistido, especialmente, en la necesidad de poder adelantar el llamado toque de queda a las 20.00 horas, como se ha establecido en otros países europeos.

Igualmente, ambos se han mostrado de acuerdo en lograr el máximo grado de eficacia y ejecución en la gestión de los fondos europeos. En este sentido, han compartido la necesidad de mantener la plena interlocución entre las dos administraciones y fomentar al mismo tiempo la participación de la iniciativa privada en la gestión de una estrategia basada en la digitalización, la transición ecológica de la economía, la cohesión social y territorial y una perspectiva abiertamente feminista, ha indicado Moncloa.

Fondos europeos

Durante el encuentro, Urkullu ha presentado a Sánchez el documento 'Euskadi Next', que contiene 188 proyectos, y ha propuesto que, "por razones de eficacia y de agilidad" en su ejecución, se aplique "el mecanismo de gestión multinivel" que se utiliza para los Fondos FEDER. "Este es un modelo de referencia que se ha demostrado eficaz a lo largo de los últimos años. Compartimos el objetivo de lograr el máximo grado de ejecución de los Fondos europeos y favorecer la interlocución tanto institucional, entre los dos Gobierno y con la Unión Europea, como la colaboración con la iniciativa privada", ha apuntado el Gobierno Vasco.

Durante el encuentro, el lehendakari ha repasado otros temas sectoriales en proceso de negociación que necesitan un impulso político, y ha entregado al presidente del Gobierno un informe con la relación de asuntos actualmente en trámite y pendientes de resolución en los ámbitos de Infraestructuras, Participación en Europa, Oficialidad de las selecciones vascas, Nueva Ley Audiovisual y concertación pendiente de nuevos impuestos en el marco del Concierto Económico. Sánchez ha trasladado al lehendakari del Gobierno Vasco el compromiso de agilizar, desde cada ministerio, los encuentros bilaterales con los departamentos competentes del ejecutivo vasco, para seguir avanzando en la resolución de los asuntos pendientes en el marco de las competencias de cada departamento.

Conscientes del "delicado momento" que se vive, Pedro Sánchez y Urkullu han compartido "la necesidad de superar la etapa de confrontación política que se está dando en el ámbito del Estado y propiciar un escenario de diálogo y acuerdo que permita dar respuesta a los problemas globales que nos afectan por igual". Y han coincidido en que la prioridad es "responder con eficacia a la crisis sanitaria y contribuir a superar la crisis económica y de empleo derivada de la misma".