+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

INSTALACIONES ELÉCTRICAS, TELECOMUNICACIONES Y RENOVABLES

Fiecov aborda el problema de la demora en la tramitación de expedientes e instalaciones

La entidad se reunirá con la Dirección general de Industria para resolver la actual situación en la Comunitat Valenciana

 

15/05/2020

La   Federación   de   Asociaciones   Empresariales   de   Instalaciones   Eléctricas, Telecomunicaciones   y   Energías   Renovables   de   la   Comunitat   Valenciana (Fiecov), compuesta por las cuatro asociaciones provinciales Aiecs, Apeme, Aselec y Pymev, que representan a más de 2.000 empresas instaladoras, ha acordado una reunión con la Directora General de Industria, Empar Martínez, para tratar las medidas que mejoren la situación actual de la tramitación de expedientes.

El sector eléctrico es uno de los más importantes de la Comunitat Valenciana, por razones económicas y de empleabilidad, principalmente porque ofrecen empleo a más de 7.000 trabajadores; y porque fomenta el desarrollo de políticas energéticas sostenibles. Además, es un sector en constante evolución que precisa de profesionales, asegurando así una empleabilidad del 100%.

Las empresas del sector energético están sufriendo un importante retraso en la tramitación de instalaciones, un problema que no solo afecta a las firmas sino también a sus clientes, que son empresas valencianas que contribuyen al desarrollo económico y social.

Esta problemática se centra principalmente en los Servicios Territoriales de Alicante y València, ya que en los de Castellón los expedientes se tramitan debidamente.

Este retraso en la tramitación supone un perjuicio económico y reputacional. En primer lugar, paraliza el proceso laboral de las empresas instaladoras, ya que sin esta tramitación se retrasa el pago de los servicios y por tanto repercute a las empresas y sus trabajadores. En segundo lugar, les resulta complicado explicar a sus clientes que una instalación, realizada por profesionales autorizados y cumpliendo todos los requisitos técnicos y legales, pueda tardar meses, incluso años, en legalizarse y ponerse en marcha para ser productiva.

CONSECUENCIAS EN EL DESARROLLO ECONÓMICO

Según han explicado los representantes de Fiecov, si una instalación no está tramitada y puesta en marcha en los plazos previstos altera todos los ratios de amortización de su inversión, retrasa la creación de puestos de trabajo y de riqueza para la Comunitat Valenciana y, lo que es más grave, desincentiva los planes futuros de inversión de las empresas. Además, puede llegar a tener un efecto negativo sobre las ayudas y subvenciones promovidas por las Administración (nacional, autonómica, local), por la imposibilidad de cumplir plazos y requisitos formales. 

DATOS DEL SECTOR ELÉCTRICO

En estos momentos, al retraso en las tramitaciones de las instalaciones de Baja y Media Tensión, que ya lleva camino de convertirse en un problema endémico del sector de la energía, hay que sumar el retraso en tramitación de las Instalaciones de Autoconsumo y de las altas de nuevas empresas instaladoras.

Estas instalaciones pendientes de tramitación abren un panorama de incertidumbre, tanto para sus propietarios como para los instaladores e, incluso, para la Administración que ha hecho del autoconsumo, una palanca esencial para la transición energética.

Los propietarios pueden perder ayudas estatales, autonómicas o locales, vinculadas a la legalización de la instalación, con las que contaban para calcular el retorno de su inversión, además de impedir la contratación con empresas comercializadoras para el vertido a la red de distribución.

Las empresas instaladoras se ven perjudicadas porque no van a cobrar sus instalaciones, hasta que no estén legalizadas y en funcionamiento, y van a perder argumentos comerciales por la lentitud de los trámites y la penalización en el retorno de la inversión.

Asimismo, se acumulan las solicitudes de alta de nuevas empresas instaladoras, con retrasos superiores a seis meses en su tramitación, lo que supone una traba muy importante para la creación de empleo y actividad económica, incentivando la economía sumergida, desincentivando el emprendimiento y dejando en un limbo legal a cientos de profesionales cualificados.

PROPUESTAS

La dirección de Fiecov es consciente de que la declaración de Estado de Alarma ha agravado toda la situación. No obstante, cree que es ahora cuando la Administración autonómica debe apostar por agilizar la autorización de las instalaciones y el registro de empresas instaladoras, para contribuir a la recuperación económica.

Como solución a muy corto plazo, la entidad propone la autorización de todas las instalaciones y el registro de las empresas instaladoras, bajo la premisa de declaración responsable, reservándose la Administración la potestad de posteriores verificaciones e inspecciones, y en el caso de Media Tensión acelerando los trámites.

Estas propuestas están en línea con los Modelos de Ordenanza para la Promoción de Instalaciones Fotovoltaicas de Autoconsumo, recientemente publicados por la Diputación de València, que eliminan la solicitud de licencia de obras y simplifican las autorizaciones para la ejecución de las instalaciones de autoconsumo de hasta 100kw. Fiecov solicita que se hagan extensivas a todos los municipios de la Comunitat Valenciana.

Fiecov apuesta por la colaboración público-privada y, para ello, pone a disposición de la Administración el conocimiento y los recursos humanos y materiales de la Federación,​ y las cuatro asociaciones que la integran, con el único objetivo de contribuir al desarrollo económico y de empleo en la Comunitat Valenciana.