+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Espectáculos

 

CONCIERTO DE CLAUSURA

Jordi Savall pone el broche de oro al ciclo de música antigua de Peñíscola

Su espectáculo se basa en el contacto de culturas entre las orillas del Atlántico. El concertista es una de las grandes referencias mundiales de estos periodos

 

Considerado como uno de los grandes divulgadores de la música antigua, Jordi Savall (i) emocionó en Peñíscola. - ROIG

BARTOMEU ROIG
13/08/2019

El Festival Internacional de Música Antigua y Barroca de Peñíscola concluyó por todo lo alto, con la presencia de una de las principales figuras mundiales a la hora de rescatar del olvido el repertorio de siglos pasados. La figura de Jordi Savall es ampliamente conocida por los aficionados al historicismo, por lo que su presencia levantó expectación desde el mismo momento en el que fue anunciado el cartel de intérpretes de la presente edición.

Savall ya estuvo el pasado año, y en esta ocasión lo hizo con una amplia compañía. Por un lado, de la mano de su grupo habitual, Hespèrion XXI, que desde hace cuatro décadas y media ha recorrido los principales escenarios del planeta. Además, el grupo mexicano Tembembe Ensamble Continuo contribuyó de manera destacada. Entre todos ejecutaron el espectáculo Folías antiguas & criollas: del antiguo al nuevo mundo, que supone un puente cultural entre las orillas del Atlántico.

Las composiciones interpretadas anoche fueron una selección de aquellas piezas que sobrevivieron a los cambios culturales derivados del descubrimiento de América, y un homenaje a todas aquellas personas que hicieron posible la transmisión de este legado. Para la interpretación se combinaron instrumentos antiguos y modernos, además de momentos de una improvisación que también forma parte del espíritu original de las obras.

VOCES / El ciclo de conciertos tuvo como eje principal la voz humana, a través de propuestas variadas, con un importante porcentaje de grupos procedentes de la misma Comunitat, aunque también contaron con agrupaciones internacionales. En este sentido, el pasado sábado fue el turno de Nordic Voices, que desde Noruega versionaron creaciones originarias de Italia y España. También estuvieron sobre las tablas del patio de armas del castillo los franceses Gli Incogniti, con un programa basado en Bach, que incluyó algunas obras que erróneamente se atribuyen a este compositor. Las propuestas de este 2019 se completaron con dos actuaciones destinadas al público familiar, en el Palau de Congressos, con la intención de atraer a los más jóvenes a este segmento de la música y ampliar el número de seguidores.