+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS MIGRATORIA EN EL MEDITERRÁNEO

La Guardia Costera libia advierte a Proactiva Open Arms con disparos al aire

Los guardacostas libios amenazan al barco de rescate de la oenegé catalana con dispararles directamente si vuelven a acercarse a sus aguas territoriales

 

La Guardia Costera libia advierte a Proactiva Open Arms con disparos al aire - EFE

EL PERIÓDICO
08/08/2017

La Guardia Costera libia advirtió este lunes con disparos al aire al barco de la oenegé catalana Proactiva Open Arms, dedicada al rescate y salvamento de inmigrantes a la deriva, de que no se acercara al límite de sus aguas territoriales, y amenazó con dispararle si no se alejaba de la zona.

En el vídeo grabado del momento se pueden oír claramente las amenazas proferidas durante la conversación en inglés entre el capitán de Open Arms y el de la patrullera libia. "La próxima vez que entren en aguas libias serán tiroteados, ¿entendido?", grita este último en un tenso cruce de palabras.

Los guardacostas llegaron a disparar al aire para conseguir que la embarcación se alejara hacia Italia. "Esta mañana los guardacostas libios financiados por Italia y la UE nos han amenazado de una forma muy agresiva, llegando a dispararnos por encima de nuestras cabezas, al aire. Ese barco estaba a 13 millas, fuera de las aguas libias (...) Ha sido un acto deplorable", denunció a la agencia Efe Òscar Camps, fundador de Proactiva Open Arms. 

ENTRADA DENEGADA

El incidente se produjo el mismo día en que Italia negó a esta oenegé la entrada a un puerto de la isla de Lampedusa (sur del país) para desembarcar a tres personas que había rescatado durante la noche en el Mediterráneo. 

Camps explicó que la Guardia Costera italiana les había indicado que procediera al rescate de una embarcación que navegaba a la deriva en el Mediterráneo, la cual fue localizada a "100 millas de las costas de Libia", y luego "Italia, sorprendentemente", les "negó la entrada para dejar a estas personas en Lampedusa".

Camps añadió que tampoco Malta ofreció una solución y criticó que ambos países se remitan el uno al otro. "Uno nos manda al otro. Esta una muestra más de la descoordinación de Europa", subrayó.