+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESCÁNDALO DE CORRUPCIÓN

La 'Rasputina' de Corea del Sur, condenada a 20 años de cárcel

Un tribunal la considera culpable de abuso de poder, coacción y soborno

 

La misteriosa Choi Soon-sil. - LEE JIN-MAN / AP

EFE
13/02/2018

Un tribunal de Corea del Sur condenó este martes a 20 años de cárcel a Choi Soon-sil, apodada la "Rasputina", por su papel en la trama de corrupción que escandalizó al país asiático y le costó el puesto a la expresidenta Park Geun-hye.

Choi, de 61 años y amiga íntima de Park, estaba acusada de 18 cargos, entre ellos abuso de poder, coacción y soborno, por los que la Fiscalía había solicitado una pena de 25 años.

EXTORSIÓN A EMPRESAS

La "Rasputina" fue detenida en noviembre de 2016 al ser considerada la impulsora de una amplia trama de corrupción y tráfico de influencias, a través de la cual intervino en asuntos de Estado y extorsionó fondos a más de medio centenar empresas para apropiarse de parte de ellos.

Choi, que ha negado todos los cargos, también tendrá que pagar una multa de 18.000 millones de wones (13,4 millones de euros), según dictamina la sentencia del Distrito Central de Seúl recogida por la agencia local Yonhap.

Entre las empresas extorsionadas se encontraban varios "chaebol", los grandes conglomerados controlados en su mayoría por clanes familiares como LG, Hyundai o Samsung, cuyo heredero y líder de facto, Lee Jae-yong, fue condenado a una pena suspendida de dos años y medio de cárcel por el mismo caso.

DONACIÓN DE 5,2 MILLONES DE EUROS

El mismo tribunal de Seúl emitió hoy otra sentencia de dos años y medio de cárcel contra el presidente del grupo Lotte, otro de los mayores "chaebol" surcoreanos, por sobornar a la "Rasputina" con una donación de 7.000 millones de wones (5,2 millones de euros) en el marco de la trama de corrupción.

Asimismo, el exsecretario presidencial An Chong-bum ha recibido una pena de seis años de prisión y una multa de 100 millones de wones (75.000 de euros) por aceptar sobornos dentro de la misma red de tráfico de influencias.

El escándalo de la "Rasputina" conmocionó a la sociedad civil del país asiático en los últimos meses de 2016, fue motivo de multitudinarias manifestaciones casi diarias y precipitó la primera destitución de un jefe de Estado surcoreano en democracia, y el adelanto electoral en el que resultó elegido el liberal Moon Jae-in.

La expresidenta Park permanece detenida desde su destitución en marzo de 2017 a la espera del desenlace de su juicio.