+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL OBISPADO FIRMA EL DECRETO

El patrimonio del Real Convento de las Monjas Capuchinas permanecerá en Castellón

El dictamen pide que las obras de arte sean declaradas BIC por la Generalitat

 

V. C. / R. O. 16/04/2012

El Obispado de Segorbe-Castellón ha firmado el decreto por el que la práctica totalidad del patrimonio del Real Convento de las Monjas Capuchinas de la calle Núñez de Arce, en el que se incluye la colección de zurbaranes que están en el Museu de Belles Arts, se queda en Castellón, ante la inminente marcha de las religiosas tras 300 años de presencia en la capital de la Plana
Así lo ha anunciado el síndico del cenobio, el abogado José Luis Breva, quien ha concretado que junto a los 10 lienzos de Zurbarán, otras obras de ingente valor que se quedan en nuestra ciudad son la nacarada imagen de la Virgen de Guadalupe, la tabla gótica de la Estigmatización de San Francisco, la escultura del santo de Asis, de Pedro de Mena y el San Jerónimo de Jacinto de Espinosa.
Estas tres últimas obras, además, se sumarán al convenio que Castelló Cultural mantiene con la orden religiosa para salvaguardar los ‘zurbaranes’ en el Museu de Belles Arts. El número total de piezas que se quedan en Castellón es de 45. También permanecerán en nuestra ciudad los restos mortales de la beata Sor Isabel Calduch Rovira, unos despojos que protagonizaron una pintoresca historia, ya que las religiosas se los llevaron a Barbastro hace unos meses, sin el permiso de las autoridades eclesiásticas, y que tuvieron que devolver ante la presión, no solamente del Obispado de Segorbe-Castellón, sino también de las instituciones civiles, como el Ayuntamiento de la ciudad. Una noticia que fue destapada por este rotativo. Unicamente las religiosas capuchinas se llevarán a Barbastro “algunas pequeñas obras”, aseguró el síndico conventual.

ALCANZAR EL BIC
El decreto episcopal, al que ha accedido Mediterráneo, tras recordar la marcha de las Capuchinas a Barbastro (Huesca), “por la avanzada edad de las mismas y la falta de vocaciones”, señala que “de acuerdo con lo establecido en el informe y dictamen de la Dirección Territorial de Cultura, se quedan en Castellón todos los bienes artísticos”. Un dictamen que, como señala el documento rubricado por la diócesis de Segorbe-Castellón, “apuesta por la declaración de Bien de Interés Cultural el patrimonio capuchino”. En este sentido, hay que recordar que Les Corts Valencianes aprobó el pasado 27 de marzo, por unanimidad, una proposición presentada por el Grupo Socialista por la que instaba a la Generalitat valenciana a iniciar los trámites para declarar Bien de Interés Cultural la colección de los zurbaranes.

VECINOS
Hay que recordar que la marcha de las religiosas del Real Convento de las Monjas Capuchinas de Castellón, actualmente solo hay tres, ha sumido en la tristeza a los vecinos de este vial que siempre han estado muy unidos a uno de los conventos de mayor arraigo en la ciudad.