+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Gasol: "Una medalla, sea cual sea, sería un gran resultado"

La estrella de la selección de baloncesto afronta sus cuartos Juegos Olímpicos en la cima de su carrera y con ilusiones renovadas

 

Entrevista con el jugador de la NBA Pau Gasol. - GIULIANA HIPPOLITI

LUIS MENDIOLA
03/08/2016

Dos medallas de plata, dos imágenes imborrables, dan lustre al palmarés olímpico con la selección española de baloncesto de Pau Gasol, que ahora enfila los Juegos Olímpicos de Río 2016 en busca de otra cumbre en su inigualable carrera. Será su cuarta presencia en unos Juegos. A sus 36 años, el pívot barcelonés sigue instalado en la élite después de firmar con los San Antonio Spursun contrato para las dos próximas temporadas (15 millones de dólares cada uno), un nuevo capítulo en una carrera, que lejos de apagarse, sigue viviendo gestas como la del Eurobasket del pasado verano, en la que llevó a la selección al título.

Competirá en sus cuartos Juegos,un dato impresionante, pero creo que no se conforma y viaja a Río aspirando a algo más... No soy una persona conformista. Si voy a los Juegos es para intentar obtener un gran resultado y completar un gran campeonato con el equipo.

España ha subido al podio en los dos últimos Juegos, dejando imágenes memorables en las finales ante EEUU.¿Soñar con una tercera es pedir demasiado? Fácil no va a ser. Mantenerse al nivel en el que hemos estado durante tantos años es muy complicado, porque al final el resto de equipos quieren estar donde estás tú, sacarte de ese lugar de privilegio que ocupas. Y van a luchar a muerte por conseguirlo. Es algo que tenemos que entender y saber que no será nada fácil lo que nos proponemos.

Por palmarés, por talento y ambición, España está entre los candidatos al podio. Hay gente que dice que tenemos que pelear por la medalla de oro. Pero realmente será difícil conseguir una medalla olímpica. Sea la medalla que sea ya sería un buen resultado. Todo dependerá de cómo afrontemos el campeonato, cómo juguemos, de la forma de competir en momentos claves. Históricamente lo hemos hecho muy bien, pero este es un momento nuevo y diferente y vamos a tener que estar muy preparados porque todo el mundo acude con la máxima ilusión y saben que somos de los equipos más fuertes y favoritos, al margen de Estados Unidos, que es el grandísimo favorito a pesar de las bajas.

¿Cómo les puede afectar la ausencia de su hermano Marc y de un baluarte defensivo como Ibaka? Es verdad que en el juego interior hay ausencias pero o el equipo sigue teniendo un grandísimo nivel. (Nicola) Mirotic es un gran jugador y me alegro de que éste con nosotros. Marc no ha podido recuperarse a tiempo, pero estará Willy Hernangómez. Con él, con Felipe (Reyes) y con Claver también jugamos un gran Campeonato de Europa y espero que estos Juegos sean parecidos al verano pasado.

El pasado junio se cumplió el 15º aniversario desde que salió elegido en el ‘draft’ de la NBA ¿Mantiene intacta su ambición después de tanto tiempo? Así es, y la razón es el amor y la gran pasión que siento por este deporte. Valoro mucho lo que hago y también lo que me da, no solo deportivamente sino todas las otras puertas que me abre.

En el Europeo del pasado verano completó un campeonato memorable: condujo a la selección al título y fue elegido el mejor del torneo ¿Llegó a sentirse invencible? Ese Europeo fue uno de los más campeonatos más completos que he jugado de principio a fin y el partido ante Francia en semifinales (40 puntos y 50 de valoración) seguramente es uno de los mejores de mi carrera. Sí, quizá en ese partido y en algún otro momento muy puntual me he sentido invencible, que no es otra cosa que el factor de confíar en uno mismo y el creer, entre comillas, que nadie te puede parar. Esa autoconvicción es importante para ganar y superarse en los momentos difíciles.

Usted reconocía recientemente que conforme avanza su carrera y se acerca el final, disfruta más del camino. Disfrutas más porque sabes que quedan pocos capítulos en tu libro como jugador de baloncesto y lo lo aprecias más. También porque lo que consigues a estas alturas tiene más valor. Todo lo que puedas hacer de forma excepcional y todo lo que puedas conseguir es un premio por el que estoy muy agradecido.

Llegará a los Juegos de Río ya como nuevo jugador de los Spurs ¿cómo se siente? Voy a ser parte de un equipo que se ha convertido en un modelo en la NBA por su filosofía, por su estilo de juego y, sobre todo, por la fidelidad de los jugadores. Los Spurs son una franquicia excepcional con una plantilla llena de talento así que no puedo estar más feliz y orgulloso de esta nueva etapa.

Tenía numerosas ofertas, pero ha optado por un equipo que aspirará a pelear por el anillo. Todavía necesito retos, así que me siento un privilegiado al disfrutar de esta oportunidad. Tengo 36 años, pero mi espíritu competitivo sigue igual que cuando llegué a Memphis, y me siento en plena forma física. Siempre me he considerado un jugador de élite, de primera línea y seguiré trabajando por mantener ese papel los años que le quedan. Soy una persona a la que le costaría aceptar un papel secundario.

Cuando mira hacia atrás y observa su carrera, ¿qué siente?Que he tenido una carrera privilegiada, excepcional. Ni en el mejor de los mejores sueños podría haber pensado con disfrutar de una carrera como la que aún estoy teniendo. Las experiencias que he acumulado en todos estos años son increíbles y envidiables.


Coincidirá en Río con grandes amigos como Navarro o Nadal ¿Intentará disfrutar de esta oportunidad? Lo intentaré pero la situación de Brasil y los Juegos es desafortunada en estos momentos, no solo por el zika sino por el tema de la seguridad o las infraestructuras. Y me sabe mal. Asumieron un riesgo importante a la hora de dar los Juegos a Río. Esperemos que todo salga muy bien, que podamos disfrutar con los amigos, el resto de los deportistas y con el equipo una vez más y que no nos sintamos inseguros y con miedo allí.


Usted llegó a plantearse su renuncia por el tema del zika, pero finalmente se impuso su deseo de estar al lado de la selección. Decidí por la ilusión y el compromiso con el equipo y las ganas de estar en otros Juegos. También porque la presencia en el torneo es gracias el trabajo que hicimos también el año pasado para estar allí. Pese a que la situación es complicada y preocupante en Río, espero que tanto las autoridades como el COI hagan todo lo necesario para minimizar el riesgo.