+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

La rueda

La CUP castellonense

 

Cristina Gabarda Cristina Gabarda
27/12/2017

Negar los 40 años de progreso que nos brindó la Constitución y un grupo de valientes que formaron los pactos del 78, es de vivir en otra realidad. Esto es lo que ha hecho Castelló en Moviment en el Ayuntamiento durante el último pleno, cuando no quisieron adherirse a la moción impulsada desde Ciudadanos y firmada por todos los grupos a excepción de ellos mismos, para celebrar el 40 aniversario de nuestra Carta Magna. No quisieron así, poner en valor los pactos del 78 que demostraron que todos los partidos políticos cedieron en beneficio del interés general y consiguieron, gracias a su altura de miras, la mayor prosperidad económica y periodo de paz en España que se conoce. O Castelló en Moviment no quiso reconocer esta realidad o vive en otra paralela.

Sea como fuere, tanto en el Ayuntamiento como en la Diputación de Castellón se negaron a adherirse a un texto para celebrar el aniversario de nuestra Constitución, que incluso se trabaja en el Congreso. Pero ellos no quieren que los castellonenses conozcan más en profundidad nuestra Carta Magna. Son la pequeña CUP de Castellón, prefieren saltársela y atacar en prensa al Rey. Y al igual que la CUP, retuercen el funcionamiento de la administraciones en beneficio propio, negando la urgencia y el apoyo a las mociones que presentamos el resto de partidos pero presentando ellos sus propias mociones que, si llevan su rúbrica, sí consideran urgentísimas. Ésa es la hipocresía de los que creen tener una moral superior a los demás. Y la realidad nos demuestra que este sectarismo, esta radicalidad, es la que tira del equipo de Gobierno del Ayuntamiento, como los caballos de un carruaje, y de su alcaldesa. La conjura del Grau, fraguada más por conseguir sillones que por acuerdos programáticos o un cambio de ciudad, es el dogma que rige el Consistorio. Frente a las propuestas de Ciudadanos y el sentido común, la naturalidad excluyente de CseM, que les lleva a rechazar nuestra Constitución, a retorcer el reglamento del Ayuntamiento y a dirigir una legislatura más de polémicas que de soluciones.

*Portavoz de Ciudadanos en la Diputación y concejal del Ayuntamiento de Castellón