+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El desafío soberanista 3 Las consecuencias

La CUP acusa a Puigdemont de incumplir el pacto para la DUI

Los anticapitalistas piden una declaración «inmediata» si Rajoy aplica el artículo 155. Reguant revela que el acuerdo pasaba por proclamar la secesión y suspenderla 15 días

 

El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, a su llegada a la Audiencia Nacional, el viernes. -

Rueda de prensa de la CUP tras el pleno del martes en el Parlamento catalán. -

EL PERIÓDICO
12/10/2017

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant afirmó ayer que si el Gobierno de Mariano Rajoy requiere al presidente de la Generalitat como paso previo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Carles Puigdemont tendría que proclamar «inmediatamente» la independencia.

«Partimos de una confianza tocada con el Govern. (Carles Puigdemont) nos ha fallado», expuso la diputada en declaraciones a Catalunya Ràdio, donde reconoció que su grupo parlamentario está «decepcionado» con la Generalitat por varios motivos.

Uno de ellos es que había un pacto para que la proclamación de independencia quedara «en suspenso» durante 15 días, por lo que les sorprendió «la no declaración en sí», que quedó «sin concreción».

Explicó que el texto que firmaron, tras la comparecencia de Puigdemont, el Gobierno catalán, Junts pel Sí y la CUP no era el que tenía que leer en el Pleno el presidente de la Generalitat, pero subrayó que «estaba hablado» que el martes «se declararía la independencia»y se iniciarían los pasos para la hoja de ruta secesionista.

Por ello, aseguró que si el Gobierno de Rajoy advierte a Puigdemont de que no está cumpliendo con las «obligaciones que la Constitución u otras leyes le imponen», como paso previo a la aplicación del 155, el mandatario catalán tendría que responder declarando «inmediatamente» la independencia de Cataluña.

De ser así, continuó, Rajoy demostraría «una vez más su incapacidad» para dialogar y que «la democracia no es su fuerte». Explicó, además, lo que ya adelantaron anoche en rueda de prensa en el Parlament, que en los próximos días trasladarán a la dirección de su partido su intención de suspender su actividad política en la Cámara autonómica hasta que se aclaren los próximos pasos de la Generalitat y «dé pasos en firme» hacia la «República catalana». La diputada reiteró que su grupo decidirá en la reunión de sus órganos ejecutivos cuál es la «futura actividad política» de los diputados de la CUP en los próximos días. Precisamente ayer, Reguant formalizó su renuncia al acta de diputada en el Parlament tras haber sustituido a Josep Garganté como concejal del Ayuntamiento de Barcelona.

El portavoz de la organización, Quim Arrufat, adelantó tras el pleno del martes que el Secretariat Nacional trasladará a esos órganos la posibilidad de que los diputados abandonen la actividad parlamentaria ordinaria durante esta legislatura. Arrufat insistió en RAC1 que «la cadena de confianza que había funcionado, con esta jugada queda tocada (con el Govern) porque nosotros no hemos dado pie nunca a que se nos escondiese nada. Se envía el mensaje de cero confianza hacia la CUP».