+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

VILA-REAL

Un antiguo motor da fe de la historia agraria local

El vila-realense Paco García dona al Ayuntamiento un dispositivo de mediados del siglo XX que daba electricidad a un almacén de naranjas

 

De museo 8 El motor es una auténtica pieza de museo y se colocará en un jardín para su contemplación. - CARDA

JOSEP CARDA
30/03/2017

Paco García es el nombre del vila-realense que ha donado al Ayuntamiento de Vila-real, a través del departamento de Servicios Públicos, un antiguo motor industrial que data de mediados del siglo XX, de los que se instalaban en los pozos del término municipal para extraer el agua con la que regar las tierras del área de secano o también en los almacenes de naranja con el fin de producir energía, como es este caso.

El dispositivo lo fabricó en su día la empresa Motores Font, la misma que inventó la popular Cavasola, la máquina de labrar que revolucionó la agricultura vila-realense y provincial a finales de los 60 e inicios de los 70.

«La mercantil era de tres hermanos y uno de ellos comenzó a fabricar motores de este tipo, muchos de ellos destinados a Mallorca», explica García, quien relata que hace unos años ya ofreció esta donación al consistorio, con el popular Ramón Tomás al frente de Servicios Públicos, pero no le dieron «una respuesta concreta sobre si les interesaba».

Ahora, el socialista Francisco Valverde «sí que dijo que estaba interesado en que esta pieza pasase a manos del Ayuntamiento, como así ha corrido», expresa este veterano mecánico, jubilado ya desde hace unos años.

Ubicación

Se trata de un motor de gasoil de 15 CV construido en Vila-real. Un elemento que Valverde plantea instalar en la zona verde que quedará de la reforma del ahora conocido como Jardí de la Muntanyeta, frente a la manzana que ocupan el pabellón Bancaixa y la piscina cubierta.

Paco García fue testigo de excepción del proceso de innovación que, en maquinaria agrícola e industrial, se produjo en Vila-real a partir de la segunda mitad del siglo XX. Un proceso en el que fue vital la aportación del fundador de Porcelanosa, José Soriano, quien se asoció con Vicente Font para la fabricación del motocultor Cavasola.