+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

el concejal del área anuncia los retoques en la programación

Cultura mantiene los festivales de referencia pese al plan de ajustes

Los cambios son para el 2016 y cara al 2017 la Concejalía hará un presupuesto “realista” . Conservan prácticamente todos los actos estratégicos excepto el Festival de Danses

 

M. A.
22/07/2016

La Concejalía de Cultura de Vila-real anunció ayer las medidas que adoptará enmarcadas en el plan de ajuste anunciado por el consistorio la semana pasada. Las previsiones que han realizado les permitirán ahorrar unos 100.000 euros hasta final de año.

El concejal de este área, Eduardo Pérez, explicó las repercusiones de esta decisión que afectará a distintas actividades que se realizan en la segunda mitad de año en la ciudad. Entre ellas, la ya anunciada supresión del Festival Internacional de Danses o el musical Nueve Lunas, además de ajustar los costes de algunos ciclos y otras citas culturales.

A pesar de ello, el edil aseguró que “se mantendrán los festivales y la programación estratégica de la ciudad porque dinamizan la economía, y los programas de abonos que están subvencionados”. Entre los eventos que tendrán continuidad están el Festival Internacional de Teatro, el Màgia x Ací o el Malabara’t, que se lleva a cabo de forma bianual.

El representante municipal indicó que esta situación se deriva de los pagos sobrevenidos, procedentes a raíz de sentencias por procesos urbanísticos anteriores al 2011. “Sin embargo, la cultura de una ciudad es mucho más que programar actividades, queremos que Vila-real sea creativa y la cultura es fundamental en el paradigma productivo basado en el conocimiento”, explicó Pérez.

FESTIVAL DE DANSES // En cuanto al Festival Internacional de Danses, el único evento de referencia que se dejará de hacer este año, el responsable municipal indicó que la decisión del Raval de no hacerse cargo del certamen, sumada a las dificultades burocráticas y administrativas que esta decisión comporta y a la complicada situación económica, han hecho inviable su celebración.

“Esta cita tiene su origen, su marca y su razón de ser en el Grup de Danses el Raval. Sin ellos, el festival no tendría sentido y sería mucho más complicado y caro de organizar, algo que en estos momentos el Ayuntamiento no puede asumir”, detalló Pérez.

Cara a este año, reducirán también programación del Estiu al Termet, así como los días de apertura del Museo Etnológico y las visitas teatralizadas. El ciclo de Música Antiga eliminará uno de los conciertos y una actuación coral. Otros actos que acortan son la Semana Tárrega y se suprime la Trobada d’Escriptors Valencians y el Certamen Literario. Por otro lado, se ahorrarán pagos con la SGAE y el próximo año “se harán unos presupuestos más realistas” según señaló el edil. H