+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

decisión sobre el terreno y sin fecha definida para el retorno

Los vendedores aplazan la apertura del mercado de la ropa de Vila-real

Los afectados discrepan del cambio de ubicación y el Ayuntamiento recuerda que eligió la Ciutat Esportiva por motivos de seguridad

 

Hasta el recinto de la Ciutat Esportiva Municipal acudieron vecinos a la espera de poder realizar sus compras. - Josep Carda

S. G.
31/05/2020

La reactivación del mercado ambulante de ropa y complementos de Vila-real deberá esperar, puesto que ayer, pese a haberse anunciado su apertura en la ubicación provisional de la Ciudad Esportiva Municipal (CEM), no arrancó por decisión de los propios vendedores, según explicaron fuentes municipales.

El concejal de Economía, Xus Madrigal, señaló que «atendiendo a la fase de desescalada en la que nos encontramos, se había previsto retomar este espacio de ventas con un control de aforo, distancias de seguridad y restricciones en prevención por la crisis sanitaria». Pero en la mañana de ayer, indicó Madrigal, «al comprobar sobre el terreno la aplicación de las medidas, los vendedores no consideraron conveniente poner en marcha sus puestos».

El edil lamentó que «después de todo el trabajo realizado, con la ilusión de arrancar esta importante actividad económica, no haya sido posible, pero agradezco la sensibilidad de los comerciantes y vendedores, pues para el Ayuntamiento, como ya dijimos desde el primer día de esta crisis, la salud es lo primero y ante la duda tenemos que buscar alternativas». «Un esfuerzo por primar la salud y la prevención que hemos demostrado con el reparto de mascarillas y otro material de protección o desinfección», añadió el responsable municipal.

Desde el consistorio recalcaron que su voluntad es devolver los mercados ambulantes al centro, «pues son imprescindibles para dinamizar el resto de comercios», indican. Sin embargo, pese a que se estudiaron varias posibilidades, aseguraron que la «única viable», era la CEM, especialmente por la obligatoriedad de tener que establecer un control de acceso, algo inviable si se ocuparan varias calles.

Esta situación no pasó desapercibida entre la ciudadanía, ya que hubo personas que se acercaron a realizarlas compras. El responsable de la Asociación de Vendedores Ambulantes de Vila-real, Ignacio Centelles, les pidió disculpas y agradeció a los responsables municipales su «trato e implicación», pero destacó que ya advirtieron de inicio que el espacio ofrecido no era «suficiente acorde» a la distribución que les presentaron, como finalmente comprobaron in situ. Tras el acuerdo de la mayoría, no se montó y ahora esperan que el Ayuntamiento les indique si es posible vender allí este miércoles reubicando los remolques de las paradas.