+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la formación teórica apuesta por mostrar las variedades del tomate

Vila-real supera los 150 alumnos formados en agricultura ecológica

Los 38 inscritos en esta ocasión practican en tierras municipales y de la Caixa Rural . La ciudad afianza con la quinta edición del curso su apuesta por el medio ambiente

 

VILA-REAL
16/10/2016

Vila-real afianza su capitalidad en la formación vinculada a la agricultura ecológica y, con sus cinco ediciones del curso sobre este tipo de labranza respetuosa con el medio ambiente, ya ha formado a más de 150 personas.

En esta ocasión la formación, que organiza Temps de sembra y en la que colaboran el Ayuntamiento, la Fundació Caixa Rural y la cooperativa vinculada a esta entidad de crédito, reúne a 38 personas interesadas en saber más sobre aspectos como la microbiología del suelo, asociaciones y rotaciones de cultivo, abonos verdes, calendarios de siembra o sustancias adecuadas para combatir la presencia de plagas sin perjudicar a la naturaleza y al propio organismo.

La responsable de Temps de Sembra, Ana Claramonte, aseguró a Mediterráneo que una de las novedades es que hay varios alumnos de otros municipios de la provincia. Además, apuntó que, para dar más calidad a la enseñanza, han decidido incluir una sesión teórica que se centrará en las distintas variades de tomate autóctonas, y en las técnicas adecudadas para garantizar su adecuado crecimiento.

PRÁCTICAS // Otro de los elementos novedosos de la esta edición son los terrenos donde los alumnos realizan las prácticas los sábados por la mañana, que son propiedad del consistorio y de la cooperativa de la Caixa Rural. Ayer, desde las 10.00 horas, los casi 40 aprendices, en su mayoría de mediana edad, realizaron una sesión que tuvo tres partes distintas. En un primer momento, en las parcelas de los huertos urbanos municipales, removieron el compost para garantizar su mantenimiento. Posteriormente, se trasladaron a otro terreno donde repasaron la construcción de caballons para facilitar el riego de las plantas. En última instancia, sembraron algunas hortalizas. «Son todo alimentos de temporada, como la lechuga o las coles, que son los que responden mejor a la temperatura otoñal, y los que más propiedades tienen en este momento», explicó el director del curso, Pepe Barrachina. H