La Conselleria de Sanitat incorporará a mujeres de entre 25 y 65 años en el cribado de cáncer de cérvix, cuya incidencia ha disminuido un 25 por ciento en cuatro años. En la Comunitat Valenciana se registraron un total de 211 casos nuevos de cáncer de cérvix en 2021, según los últimos datos disponibles, lo que supone una tasa de 7,6 por 100.000 mujeres en 2021, frente a los 267 casos y la tasa de 10,1 por 100.000 de 2017.

Los datos fueron facilitados por el Sistema de Información sobre Cáncer de la Comunitat Valenciana, con motivo del Día Mundial de Prevención de Cáncer de Cérvix el 26 de marzo, según ha informado Sanitat. En la provincia de Castellón se han registrado 18 nuevos casos, mientras que en Valencia y Alicante han ascendido a 104 y 89, respectivamente. La edad media del diagnóstico ha sido de 57 años.

El objetivo de este cribado es prevenir y detectar el cáncer de cérvix de forma precoz para reducir la mortalidad, mejorar la calidad de vida y reproducir los beneficios obtenidos con el cribado de cáncer de mama, implantado en la Comunitat hace ya 30 años. La incidencia de cáncer de cérvix es similar a la estimada en España por la Red Española de Registros de Cáncer, 7.4 por 100.000 mujeres. Por su parte, la supervivencia relativa entre 2014 y 2018 se situó en el 69,10 %.