El arquitecto municipal de Peñíscola, Ramón Mallasén, ve muy poco probable que las importantes lluvias caídas en la localidad en la madrugada del miércoles fueran la causa del derrumbe de un edificio en la urbanización Font Nova, en el que murieron dos personas y otra resulto herida.

“Siempre puede influir pero pensamos que no. El terreno circundante está perfecto y no hay escorrentías ni movimientos de tierras”, ha indicado Mallasén, en declaraciones realizadas en el lugar de los hechos.

El arquitecto ha indicado durante su declaración en que todavía no hay certezas sobre las causas de este accidente. La principal hipótesis es “que haya cedido un muro de carga”, pero en todo caso todavía hay que determinar qué es lo que lo causó.

Mallasén también ha aprovechado para descartar otros supuestos, como la utilización de materiales defectuosos en la construcción del edificio. Y es que si bien el arquitecto concedió que estos “no son muy buenos”, son las “calidades estándar de la época”.

En cuanto a que el inmueble no haya pasado los controles pertinentes ha señalado que la Ley Valenciana de la Vivienda indica que se tienen que hacer “revisiones periódicas a partir de los 50 años”, y que este edificio tiene 30. Tampoco le consta que haya obras ilegales en la zona.

El empleado municipal ha asegurado que las conclusiones de la investigación todavía tardarán, puesto que ahora los trabajos están centrados en el desescombro de la zona. Además, los inquilinos todavía tienen que recoger sus bienes.

Dispositivo

En este sentido, esta previsto que las personas evacuadas del edificio derrumbado accedan este viernes por la mañana a las viviendas no afectadas para recoger sus enseres. Los vecinos entrarán en el recinto acompañados por agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, según ha informado Emergencias de la Generalitat

Te puede interesar:

Durante la noche de hoy permanecerán en el lugar bomberos de dos parques del Consorcio Provincial de Castellón para prevenir más incidencias, y la unidad canina seguirá rastreando entre los escombros para verificar que no haya ninguna víctima más.

Además, este viernes el Ayuntamiento de Peñíscola ha decretado día de luto oficial, en el que se ha convocado un minuto de silencio a las 12.00 horas.