Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CASO BAJO INVESTIGACIÓN

Persecución a unos narcos: Sigue la ‘lluvia’ de fardos de droga en las playas de Castellón

La Guardia Civil recupera una lancha de unos 12 metros, abandonada por los traficantes

Lancha rápida, de unos 12 metros y con tres motores de 300 CV, incautada a los narcotraficantes que tiraron la droga al mar en el Castor. GABRIEL UTIEL BLANCO

La lluvia de fardos continúa en la costa castellonense después de que unos narcotraficantes tiraran la pasada semana al mar la carga de hachís que transportaban por la zona del almacén de gas Castor --en la frontera entre Vinaròs y Cataluña-- en plena persecución de la Guardia Civil, como publicó ayer en exclusiva Mediterráneo. Tras recuperar los agentes más de un centenar de paquetes del agua, arrastrados por la corriente hasta Orpesa, ayer aparecieron nuevos bultos en las playas de la Almadrava y els Terrers, en Benicàssim.

Fueron los bañistas quienes se aproximaron a los paquetes al verlos en la orilla. «Esto es droga de verdad», exclamaba un joven al encontrar el estupefaciente, mientras su acompañante le indicaba que debían avisar a la policía.

Los usuarios de las playas dieron el aviso a los socorristas y estos, a su vez, se pusieron en contacto con la Policía Local. Los agentes municipales recogieron la droga y la llevaron al cuartel de la Guardia Civil de Benicàssim.

Imagen de los paquetes encontrados por bañistas en las playas de Benicàssim.

Imagen de los paquetes encontrados por bañistas en las playas de Benicàssim. MEDITERRÁNEO

Según ha podido saber este diario de fuentes solventes, la Benemérita ha recuperado, asimismo, una de las lanchas utilizadas por los narcotraficantes. Se trata de una goma de entre 10 y 12 metros y que cuenta con tres motores de 300 CV. Los fugitivos la abandonaron, con combustible, y los agentes la trasladaron hasta el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Castellón, donde ayer todavía permanecía amarrada.

Como ya publicara ayer este diario, guardias civiles de Tarragona persiguieron a los narcotraficantes hace ahora siete días en las inmediaciones del Castor y a punto estuvieron de darles caza. Tan acorralados se vieron los delincuentes, que tiraron la carga de droga que transportaban para intentar escapar --hecho que finalmente consiguieron--.

La investigación de la Benemérita permanece abierta y no se descarta que en los próximos días sigan apareciendo más restos del alijo lanzado al mar.

Compartir el artículo

stats