El Juzgado de Menores de Castellón ha acordado el internamiento, en régimen semiabierto, durante seis meses como medida cautelar para un adolescente de la provincia, condenado previamente por violencia doméstica y que, tras cumplir con una primera medida, persistió en su conducta violenta, amenazando con matar a su familia y quitarse la vida a sí mismo, según reza el auto al que ha tenido acceso este diario.

La defensa del menor, que este año cumplirá 18 años, se alzó contra la medida de internamiento acordada, solicitando que la misma se dejara sin efecto. Argumentó la representación letrada que la decisión era «desproporcionada».

La Fiscalía impugnó el recurso y puso de relieve el expediente que se sigue por amenazas en el ámbito familiar. El adolescente acababa de cumplir una medida cuando se produjo «un nuevo episodio, siendo necesario su ingreso hospitalario por un brote de salud mental». En este sentido, incidió en que tras una condena por violencia doméstica respecto a su madre, profirió amenazas de muerte y de matarse él mismo.

Aunque el recurso cuestiona el alcance de la medida, para la Audiencia Provincial de Castellón la resolución de instancia «expresa razonadamente y de modo suficiente el fin que se persigue y que es evitar la reiteración delictiva y dar la adecuada protección a las víctimas», señala el auto del máximo órgano provincial, quien recuerda que las anteriores medidas adoptadas no mejoraron la conducta del joven.

Para la Audiencia, la resolución judicial que contiene el internamiento del menor es «proporcionada» y «responde a la situación de peligro que denotan los hechos relatados». Por todo ello, se desestima el recurso interpuesto, se confirma la resolución y se declaran de oficio las costas.

52 casos en un año

El pasado 2021, el último en el que está publicada la memoria anual de la Fiscalía de Castellón, evidencia que re registraron 52 presuntos casos de violencia doméstica de hijos a padres en la provincia.

Por lo que respecta a la actuación del Ministerio Fiscal ante la jurisdicción de menores, se incoaron un total de 1.041 diligencias por distintos delitos en un año, teniendo que ser archivadas 104 al tener el presunto autor menos de 14 años y ser, por tanto, inimputable. Esta situación se dio recientemente tras una agresión en un centro educactivo de Castellón, donde un menor de 10 años resultó herido y acabó en el hospital, con puntos de sutura, tras las lesiones causadas supuestamente por un compañero de la misma edad. La Conselleria de Educación activó el protocolo Previ y cambió de clase al afectado.