Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TAU CASTELLÓ

Informe | El TAU Castelló y el reto de luchar ante los gigantes de la LEB Oro

El equipo castellonense, con Orenga a los mandos, busca dar un paso más esta temporada

Ezekiel Alley, uno de los cuatro fichajes del TAU Castelló.

Ambición e ilusión son las palabras que definen el proyecto del TAU Castelló para la temporada 2022/23. Con la llegada de Juan Antonio Orenga al banquillo, el conjunto azulejero busca dar un salto cualitativo y codearse con los mejores equipos de la LEB Oro, categoría que año tras año aumenta su nivel. Para este reto mayúsculo, y con la llegada de cuatro fichajes que prometen, el TAU ha formado una plantilla competitiva y muy completa en todas las posiciones.

En el apartado de salidas, Rozitis y Hermanson son las bajas más sensibles, especialmente el alero estadounidense, que ha firmado por el San Pablo Burgos, uno de los máximos candidatos al ascenso. También han dejado el club Pablo Hernández, Kai Edwards y Van der Vuurst, que se incorporó a las filas en el mercado invernal.

El análisis de la plantilla

La batuta del TAU seguirá teniendo la firma de Joan Faner, que en su décima temporada en el club será uno de los pilares dentro y fuera de la pista. El pasado curso promedió 7,6 puntos y 4,1 asistencias, siendo la manija del conjunto castellonense. En el puesto de base lo acompañará Óscar Alvarado. El de Gran Canaria posee un excelente visión de juego, así como un gran manejo de balón. Es polivalente puede compartir pista con Faner. 

En la posición de escolta entra en escena el primero de los cuatro fichajes. Ezekiel Alley, procedente de los Portland State Vikings de la NCAA, destaca por su capacidad de bote y de generarse sus propios tiros, siendo un gran lanzador desde el perímetro. El propio Orenga valoró positivamente su llegada al club: "Ezekiel es un jugador polivalente, es un puro anotador, muy rápido y buen pasador. Su posición es el dos, también puede hacer el uno. Además, es muy buen defensor y le va a dar al equipo intensidad".

Por su parte, una de las incógnitas es el estado de Edu Durán, que sufrió una grave lesión hace diez meses. Orenga desveló que está prácticamente en perfectas condiciones "Edu está muy bien. Ha hecho una recuperación muy buena y el timing que le tocaba. Está haciendo ya ejercicios con balón y va a empezar la pretemporada con normalidad. Poco a poco tendrá que ir cogiendo el ritmo de partidos", destacó. El canterano Joel Sabater, que no tuvo un gran protagonismo el pasado curso, espera seguir progresando y aprovechando sus minutos en el puesto de dos.

Los aleros serán David Hook y Jalen Nesbitt. El primero demostró la pasada campaña su enorme capacidad para anotar desde las esquinas, además de ser una pieza clave en defensa en el sistema de Toni Ten. En el caso de Nesbitt, se trata de una de las incorporaciones que tendrán un fuerte impacto en el juego del TAU. Un jugador muy físico que promedió 10,6 puntos, 4,4 rebotes y 12,4 de valoración en el Almansa el pasado curso, siendo una pieza vital. 

Nesbitt, uno de los fichajes que más impactos pueden tener en el TAU.

El juego interior

Respecto a los ala-pívots, continúan tanto Eric Stutz como Jorge Bilbao. El estadounidense fue el máximo anotador durante la 21-22 firmando 15,7 puntos, 5,5 rebotes y 16,6 de valoración. Es una de las principales amenazas para las defensas rivales y su media distancia es demoledora. Jorge Bilbao, con su entrega y pundonor, se ganó a la afición y ha renovado hasta 2024. Un jugador que todo entrenador quiere en su equipo. 

Para cerrar el equipo, dos nuevos pívots que buscarán hacerse con la zona del Ciutat de Castelló. Xavi Rey (35 años), con gran experiencia en ACB e internacional con España, aportará su excelsa inteligencia para dominar los tableros. Procede del Huesca, donde promedió 9,4 puntos, 6,9 rebotes y 15,4 de valoración. Su competencia será Menno Dikjstra, que espera crecer al lado de Xavi Rey. El proyecto del TAU promete. 

Compartir el artículo

stats