Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PROBLEMA DE SEGURIDAD

Alertan de accesos sin control a la plaza portátil de Vila-real

El recinto, sin uso desde pasado día 11, todavía está instalado y han visto entrar a menores

Imagen, de ayer por la tarde, de la infraestructura portátil sin desmontar. SHEILA GIL

La plaza de toros portátil que se instaló en Vila-real para la celebración de festejos taurinos durante las fiestas patronales de la localidad, que finalizaron el pasado domingo 12 de septiembre, todavía sigue montada pese a estar sin uso más de 10 días. Una situación que, aunque no causa mayores inconvenientes, sí ha despertado curiosidad entre los residentes en las inmediaciones de la explanada junto al jardín Jaume I, donde se encuentra el ruedo móvil.

Máxime cuando advierten que la instalación fue utilizada durante el fin de semana por un nutrido grupo de jóvenes, una decena aproximadamente, como espacio de juego, con los riesgos pueden derivarse de esta actividad. «El sábado por la tarde había en el recinto muchos niños jugando en el tendido, algo que puede resultar peligroso. Se aúpan y ellos pueden subir fácilmente desde la estructura que se usa para meter a los toros», relató una vecina de la zona.

Desmontaje «inminente»

Consultado por Mediterráneo acerca de esta situación, el edil de Fiestas de la localidad, Diego Vila, insistió en que este tipo de comportamientos no se permiten, puesto que se trata de una instalación privada que está cerrada al público pese a que, según parece, varios adolescentes encontraron cómo colarse en el interior. Con todo, explicó Vila, la empresa responsable comunicó la intención de comenzar la retirada de la plaza de «forma inminente», ya que no está previsto realizar ningún otro evento de este tipo en breve, otra de las hipótesis para que se mantuviera la infraestructura. «Con los diferentes episodios de lluvia y la celebración de actos taurinos en otros municipios, los encargados no han tenido personal disponible para proceder al desmontaje», apuntó el concejal delegado de Fiestas.

Esta es la segunda ocasión que la ciudad alberga este recinto, ya lo acogió en octubre del 2020, ante la imposibilidad de realizar bou al carrer por la situación sanitaria.

Compartir el artículo

stats