Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA INVERSIÓN ES DE 29,8 MILLONES PARA LOS PRÓXIMOS OCHO AÑOS

Vila-real arranca el macrocontrato unificado de basuras y limpieza vial

La UTE Cespa-Urbaser asume la parte de recogida de residuos que hasta ahora atendía Fobesa

Imagen de uno de los operarios de Cespa-Urbaser, ayer, acometiendo labores de limpieza en la plaza del Llaurador. JOSEP CARDA

El Ayuntamiento de Vila-real y la Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por las mercantiles Cespa y Urbaser pusieron ayer mismo en marcha el nuevo contrato unificado de recogida de residuos sólidos urbanos y de limpieza viaria que se le adjudicó para un periodo de ocho años y por un importe de 29,8 millones de euros (impuestos incluidos).

Un inicio de ciclo que, como apunta a Mediterráneo el concejal de Servicios Públicos, Xus Madrigal, se hizo efectivo «sin incidencias destacables», por cuanto la recogida de basuras estaba en manos hasta ahora de Fobesa. En cambio, la limpieza de plazas y calles no ha supuesto cambios sustanciales, a excepción del aumento de personal, puesto que Cespa ya ostentaba este contrato.

Flota de vehículos

En concreto, por el momento la UTE presta sus servicios utilizando, en parte, los camiones con los que contaba Fobesa, aunque ha tenido que dotarse de otros provisionales hasta contar con la flota exigida en el pliego de la licitación, para lo que dispone de un plazo máximo de nueve meses.

«Lo más importante es que el cambio de empresas se ha producido sin grandes incidencias», destaca el edil Madrigal, quien hace hincapié en que, «a partir de ahora, lo que hay que hacer es trabajar para cerrar flecos que puedan ir surgiendo y controlar que la adjudicataria cumple con las condiciones del contrato».

Fuentes de la empresa informan a este rotativo que, en el caso de los contenedores de basuras, estos empezarán a cambiarse de forma paulatina en un par de semanas, con la finalidad de completar el proceso en un tres meses. De hecho, la firma ha habilitado un recinto en la avenida Castelló en el que ya está haciendo acopio de este tipo de recipientes.

En islas

El concejal de Servicios Públicos avanza que, «en la medida de las posibilidades que existan en cada lugar en el que se coloquen, los contenedores se establecerán en forma de islas, de manera que los de los restos domésticos se ubiquen junto a los destinados a envases, papel y vidrio».

Entre las mejoras presentadas por la UTE Cespa-Urbaser, que se valoraron por la mesa técnica a la hora de adjudicarle el contrato, están las de instalar, sin coste adicional para el consistorio, un total de 1.405 contenedores adaptados adicionales --en el plazo de ocho años-- a los exigidos en el pliego. Asimismo, la mercantil apostó por incrementar la limpieza periódica de estos recipientes.

El nuevo contrato incluye destinar una bolsa económica de 25.000 euros anuales para sufragar los servicios excepcionales, tanto de recogida de residuos como de limpieza urbana. Y se suma otra dotación de 10.000 euros en cada ejercicio para llevar a cabo campañas de sensibilización. 

Nuevo teléfono para voluminosos

La entrada en vigor del nuevo contrato de recogida de residuos sólidos y de limpieza viaria de Vila-real acarrea ciertos cambios, como el del teléfono al que se debe llamar para la retirada de enseres voluminosos que, desde ahora, es el 964 54 72 52. También se puede avisar de manera presencial en la sede de Cespa-Urbaser (calle Carinyena, 22), los lunes, martes, miércoles, viernes y sábado, de 9.00 a 15.00 horas; así como los jueves, en horario de 15.00 a 21.00 horas.

Compartir el artículo

stats